martes, 21 de diciembre de 2010

"La sangre de los poderosos es la venganza de los pobres"

Reconozco que nunca me han gustado ni las chirigotas ni las comparsas ni nada relacionado con el carnaval, más que nada porque no me hacía gracia. Sin embargo, hace poco unos amigos me engancharon a alguna que otra comparsa que, más que hacerme gracia, me parecían interesantes algunas de sus letras.

Fui escuchando y me cercioré de que las comparsas con letras más comprometidas eran las de un tal Juan Carlos Aragón. Luego di con la que considero la más interesante de todas: Los parias. Esta comparsa consiguió en 2006 el 4º puesto y como casi con todas, Aragón consiguió generar gran controversia entre el público y el jurado.

Aquí el mejor tema que he escuchado hasta el día de hoy de una comparsa: el Popurrí de Los parias.


Yo sé que algún día la calle, el reino de la calle donde di mi palabra no tendrá más gobierno que la libertad. Los reyes tendrán su castigo, canallas y mendigos, mis amigos rebeldes clavarán la bandera de la libertad; los esclavos y los pobres pisarán tierra santa, y se fundirán todas las razas, todas menos la blanca; el sueño del universo ganará la partida final, y todos los diamantes del fondo de la tierra como si fueran coronas sobre nuestras cabezas caerán, y apagará un océano el fuego de la guerra.

Oh! revolución de la humanidad eres la última esperanza de los parias y sé que un día llegarás a caballo de la ley de la desobediencia como un huracán que sale de los corazones, de la infinita resistencia, la voz pasiva de la violencia de nuestras voces. 


La sangre de los poderosos, es la venganza de los pobres.

Oh! revolución de la humanidad, eres la última esperanza de los parias y sé que algún día llegarás.


Tengo una duda compañero, a ver si alguien con dinero sabe decirme por qué la plata te arruina el alma, la soledad no te abandona, se te retira la calma y te hace malvada persona.
Ricos, y son pobres convencidos de que el llanto y el olvido nunca les retorcerá, y mientras los cuernos les salen como la mayor de sus joyas aprenden desde chavales a ser formales, ¡gilipollas!
 

Si voy a ser como ellos morirme pobre prefiero.
 

Desde siempre llevo a donde voy como mi segunda bandera, al primero de los continentes, el nuevo para los de afuera, donde aprendí la palabra, donde nació la canción, donde Sandino y Guevara, donde la revolución, donde el calor se derrama, donde tomaban café, entre la selva y la Habana, negros iguales que usted.

Cinco siglos lleva sudamérica bailándole al tirano, si los españoles fueron crueles, peor los norteamericanos.
 

Va por el gaucho, va por la Pampa, va por el río del Amazonas, va por Neruda y va por Martí, va por Allende, por Santiago, va por el indio, por el mestizo, va por el Boca y el guaraní, va por el río de la Plata, y va por su plata y va, y va por cada mulata y va por su libertad.
 

Esta comparsa cantó lo que le sale del alma, con letra, música y voz ha fabricado sus armas, y así por cada corazón que se haya abierto con mi canto habrá valido esta revolución más que lo que estoy cantando.
 

Cuando las palabras pasen a la historia, será la memoria revolucionaria, la que es solidaria con toda su gloria, reconocerá la victoria a los parias. Mientras nos llega es igual, los parias ponen el alma, porque esto es carnaval y más allá de las palmas, mucho más allá del premio y más allá de todo lo que hay, lo que queremos es cantar estas cositas de Cai.

Los que esta lucha batallen que no la den por perdida, que hagan ruido en la calle, que hagan ruido en la vida.


Para que siga cantando contigo juntos los dos, para si hay un final que lo hagamos tú y yo. Tú y yo.

Pulsa aquí para descargar el disco de la comparsa Los parias.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Comentar

Estoy en Twitter

Archivo