lunes, 30 de agosto de 2010

Charlando con Alfonsina (la oveja simpatizante del PSOE que hay dentro de mí)

 

(Os recomiendo encarecidamente que descarguéis el artículo aquí para una mejor visualización)


El caso es que el otro día me encontraba frente al televisor intentando entender por qué el que domina la televisión domina el país, cuando Alfonsina, en un afán de entendimiento -impropio de su naturaleza, la verdad sea dicha- se dispuso a deliberar algunas cuestiones interesantes sobre política, dando como resultado la siguiente conversación:

Litos.- (con cara de admiración) ¡Estos griegos sí que saben, y no nosotros!

Alfonsina.- ¿Qué quieres decir con que ellos saben y nosotros no?

Litos.- Observa. Mira la que liaron hace un par de meses y la que siguen liando: huelgas, manifestaciones, protestas... El pueblo griego se movilizó y con su lucha sigue deslumbrando a Europa y demostrando que la única manera de hacerse escuchar es mediante la insumisión. Ya demostraron un cierto nivel de activismo y valentía cuando hace un par de años un policía, de esos que sirven y protegen al ciudadano, mató a Alexander Grigoropoulos, el joven antifascista de 15 años cuyo único delito fue alzar la voz... ¡Qué buen ojo tuvo nuestra Sofía a la hora de escoger maromo!

Alfonsina.- (asintiendo con la cabeza) Ya veo, ya... Pues deben de estar fatal para salir de ese modo a la calle, mucho peor que en España, si no, nosotros también saldríamos a la calle, ¿o acaso no tenemos voz como ellos?

Litos.- Lo cierto es que a pesar de la aparente calma que goza la sociedad española, ésta está mucho más jodida que la griega, ya que, entre otras cosas, supera sobremanera la tasa de paro. Precisamente por eso decía que ellos sí que saben y no nosotros, a propósito de sus movilizaciones. Ellos están bien organizados y su Partido Comunista busca algo más que votos cada cuatro años y una poltrona. Ellos apuestan por la lucha y por las masas de trabajadores, y eso se plasma en cada movilización y, dicho sea de paso, en el crecimiento del propio Partido.

Alfonsina.- Dales un poco de tiempo, el gobierno está pensando medidas que adoptar, y además, el otro día escuché que los representantes de los principales sindicatos españoles se iban a reunir con la patronal y con el propio gobierno.

Litos.- Sí, pero yo me jugaría la mano derecha a que en esas reuniones no velan precisamente por los derechos de los trabajadores a los que supuestamente defienden y representan, sino más bien negociarían sus sueldos y entre todos acordarían cuánto cuesta la paz social. Hace mucho tiempo que dejaron de defender a la clase obrera para traicionarla; Comisiones Obreras pasó a ser Corrupciones Obreras, y la Unión General de Trabajadores pasó a ser Unión General de Traidores. Son los mismos que facilitaron el despido de 191 trabajadores de Koxka en Pamplona. Unos vendeobreros que secundan huelgas, sí, pero sólo si pillan bien lejos o no representan ningún problema para los mandamases como conditio sine qua non.

Alfonsina.- Tiempo al tiempo. Además, yo conozco casos concretos de trabajadores que sí se han beneficiado de los sindicatos, pero bueno... Se me olvidó preguntarte quién manda en Grecia, quién es el timonel de tal desastre.

Litos.- Lo cierto es que en las democracias capitalistas da igual quién mande. Como dice Carlos Tena, se trata de un mismo Partido Capitalista Unificado, y dentro de éste, distintas facciones que a fin de cuentas resultan ser el mismo perro pero con distinto collar. En el caso griego, gobierna un partido socialdemócrata de esos que posan a la izquierdilla y gobiernan a la derecha y a los ricos, parecido al PSOE, pero en realidad quien dicta sentencia es el FMI.

Alfonsina.- (desconcertada) No entiendo qué quieres decir y qué tiene que ver un partido con otro o una situación con la otra. El PSOE es un partido socialista, de izquierdas, y nuestra crisis es fruto, sobre todo, de la la ineptitud de Aznar.

Litos.- Vaya por delante que a Aznar me gustaría verlo en prisión por criminal de guerra, pero lo cierto es que la crisis no es fruto exclusivo de su ineptitud; antes que él ya había pasado por el poder Felipe González para acabar de vender a España a la suerte del capital europeo y yanqui.

Alfonsina.- Sigo sin entender tu actitud acrimoniosa. Es harto conocido el prestigio como político de Felipe González, uno de los máximos responsables de la solidificación de España como Estado Democrático y de Derecho.

Litos.- (ligeramente irritado) Si me meto con González y el PSOE es porque, precisamente, soy de izquierdas, y por tanto me veo en la obligación moral de condenarlo y de intentar desmantelarlo para que algún día -no digo desaparezca porque a estas alturas de partido es imposible- tengan la decencia de, al menos, cambiarse el nombre para que así dejen de pisotear las tumbas de centenares, miles y millones de personas que han dado su vida por el socialismo a lo largo de la Historia.

(más relajado) Por otra parte, no sé qué tipo de prestigio puede ostentar Felipe González como político. Bueno, rectifico: no sé qué tipo de prestigio puede ostentar Felipe González como político de izquierdas; como político español-españolito-españolista puede estar más que satisfecho. De hecho, me consta que lo está... Y también Ronald Reagan, George H. W. Bush, los mass-media y todo aquel que se enorgullece de eso que tú llamas Estado de Derecho y yo llamo Estado de Desecho.

Alfonsina.- De antemano ya sabes qué opino acerca de los radicalismos. Intenta relajarte y moderar tu discurso, por si no lo sabías, el comunismo es algo del pasado; hay que tener los pies en el suelo. Pero bueno, esta vez intentaré escucharte. Vayamos por partes. ¿Se puede saber por qué un izquierdista no puede estar orgulloso del gobierno de Felipe González?

Litos.- A mí como izquierdista se me hace imposible aprobar políticas económicas -y sociales- de derechas. Creo que es comprensible y coherente. ¿Acaso crees que un izquierdista puede estar de acuerdo con las reformas laborales en las que se abarató el despido y se introdujeron contratos temporales para los jóvenes trabajadores? Eso es precarizar la situación de la clase obrera, todo lo contrario de lo que debe hacer un político de izquierdas. Y así lo entendieron los sindicatos -cuando eran sindicatos- y de ahí la huelga histórica de 1988. Huelga que el gobierno olvidó con prontitud y que no le frenó sus intenciones de seguir precarizando aún más si cabe el empleo; las reformas del año 1994 tenían la misma intención: se intentaba fomentar el contrato-basura, ampliar la jornada laboral máxima, abaratar y extender las horas extraordinarias, aumentar la movilidad geográfica y recortar prestaciones por desempleo. Así lo entendieron de nuevo los sindicatos, lo que no sé es cómo las reformas-recortes de Zapatero no las entienden así... Pero bueno, ciñéndome a lo que te comentaba, entendiendo el socialismo como una política por y para la clase trabajadora, te hago la siguiente pregunta, querida Alfonsina: ¿Es una política socialista aquella que precariza y recorta derechos de manera excelsa a la clase trabajadora?

Alfonsina.- (pensativa) Bueno... Desde ese prisma puede que tengas algo de razón, pero también hicieron muchas cosas buenas. Por ejemplo, España se modernizó y se adaptó de manera fantástica al resto de Europa.

Litos.- Di más bien que se vendió de manera fantástica a la Europa del Capital y la Guerra. Y a Estados Unidos, claro. Y esto que te cuento no se trata de una conspiración judeomasónica, de hecho, el propio Alfonso Guerra dijo respecto a la venta de España a la OTAN, es decir, a los EE. UU., en el Diario 16: "El eventual ingreso en la OTAN convertiría a España en una Colonia de los Estados Unidos". Incluso el propio Felipe González afirmo en El País que la entrada en la OTAN sería una “barbaridad histórica” y “un tremendo error”. Y una cosa te digo, Alfonsina, dime con quién andas y decirte he quién eres... Esto quiere decir, para que se me entienda, que si tú eres socialista no puedes ir de la mano del capitalista. Es una mera cuestión de coherencia y terminología. Los intereses del socialista y los del capitalista son, por definición y naturaleza, antagónicos, de ahí que resultara extremadamente paradójica la actitud de fraternidad y camaradería del PSOE para con el Imperio Yanqui. Actitud que jamás remendó ningún sucesor de González, y que dio como resultado la permanencia de España en la OTAN a pesar de que la campaña del PSOE luciera el eslogan de “OTAN, de entrada NO”.

Alfonsina.- (con cara de resignación) Pero se supone que todos los países tienen que tener un ejército y una defensa, ya que si algún día alguien intentara atacarnos, no podríamos defendernos mediante insultos, ¿no?

Litos.- Bien, Alfonsina, bien. Ya era hora de que entre balido y balido dijeras algo con sentido... No, es broma. Por supuesto que todo país ha de tener un ejército, pero... Un ejército que defienda al pueblo, es decir, a esa mayoría que integra y habita un país, no a esa minoría absoluta compuesta por la realeza, la clase política y el empresariado. Además, la OTAN ni siquiera defiende a nuestros empresarios que nos sisan la plusvalía a diario, sino que única y exclusivamente defiende los intereses de los EE. UU. Además, la OTAN es una organización de carácter militar que se creó, precisamente, para combatir una posible expansión del socialismo, y se supone que el PSOE es socialista. Además, no es una buena defensa esa de ofrecer apoyo logístico, personal y armamentístico a una organización que se autoerige como valedora de los derechos humanos, la libertad y la democracia, y que va por ahí invadiendo territorios a dedo, movidos por la usura y los intereses geoestratégicos. Como pasó en la Guerra del Golfo, donde se bombardearon milicias, bloques de viviendas y niños, los cuales pasaron a ser, de golpe y porrazo, y nunca mejor dicho, “daños colaterales”. Y en la cual participó Felipe González enviando tropas y ofreciendo los puertos y aeropuertos españoles para que los B-52 estadounidenses pudieran bombardear con más facilidad uno de los países más avanzados, por aquellos tiempos, de Oriente, y que por cierto, era gobernado, casualmente, por un partido socialista.

Alfonsina.- Vale, quizá...

Litos.- (interrumpiendo a Alfonsina) Espera, espera, porque el súmmum y el colofón de la incongruencia “socialista” eclosionó en 1995, cuando Javier Solana, un ministro del PSOE, pasó a ser Secretario General de la OTAN. ¡Ay! Todavía recuerdo la barba tan descontrolada y tan revolucionaria que lucía Javier dando un mitin anti-OTAN en 1981... Pero bueno, un cambio de chaqueta en el PSOE es de lo más normal del mundo, tan sólo hay que recordar quién pagó lo carrera de derecho a González y a qué juventudes perteneció éste...

Alfonsina.- Pues... Me suena, pero...

Litos.- No, no creo que te suene, ya que a Iñaki Gabilondo este tipo de cosas se la refanfinflan. Pues bien, fue el arzobispado de la Iglesia Católica, y es que ya sabemos la buena liga de González con la Iglesia, a pesar de que se supone que el socialismo no va de su mano, precisamente. “Con la Iglesia no se discute”, afirmaba González al entonces embajador de España en el Vaticano, Gonzalo Puente. Por otra parte, todos hemos visto las fotos de González de mozo con una camisa azul oscura y levantando la mano derecha... Aunque al menos no fue un falangista cualquiera y llegó a ser Jefe de Centurias en el Frente de Juventudes, eso sí. Pero vaya, tampoco es el primer falangista en las filas del PSOE, ahí tienes a José Bono, un facha a capite ad calcem, que se negó a retirar los retratos de presidentes franquistas del Congreso, o a Francisco Fernández Ordóñez, o a José Antonio González Casanovas, que juró en 1967 los Principios Fundamentales del Movimiento en un tribunal falangista... Vaya berrinche pilló Bono cuando vio la bandera republicana en el Congreso, por cierto. Y es que traicionan todos y cada uno de los valores de los que intentan hacer gala.

Alfonsina.- Estoy de acuerdo en que haría falta una depuración y una refundación del partido, pero bien es cierto que mantienen vivo el debate de la Memoria Histórica, prueba de ello fue el homenaje a las 13 Rosas o a Miguel Hernández en el centenario de su nacimiento.

Litos.- Yo, más que homenaje lo llamaría secuestro. Las 13 Rosas eran comunistas, no socialistas. Los “socialistas”, una vez perdida la guerra desaparecieron -si es que alguna vez estuvieron-, y sólo quedaron los que lucharon desde el principio, es decir, los comunistas, los mismos que no dudaron en tirarse al monte fusil en mano para luchar contra el franquismo, mientras otros decidieron quemar sus libros de Marx y hacerse pasar por falangistas. A esos luchadores peternecía Miguel Hernández, soldado del V Regimiento, que pudo salvarse con el simple hecho de haber renegado de su militancia, pero no lo hizo, y su lealtad la pagó con su vida. En el PSOE son especialistas en reivindicar figuras, pero sólo en interés propio, vaciando de contenido ideológico la vida y la obra de cada uno de ellos. También lo hicieron con Picasso, Alberti, Buñuel... ¡Y hasta con Carlos Palomino! La ideología del joven antifascista distaba mucho de la de un capitalista-pistolero como Pérez Rubalcaba, cuyo padre fue un militar franquista que ostentó el honorífico cargo de Suboficial del Aire, y aún así, éste tuvo la desfachatez de afirmar: “Seamos sinceros, (Carlos) era de los nuestros”. Y como es comprensible, este tipo de actitudes oportunistas e hipócritas no se pueden considerar un homenaje, sino más bien todo lo contrario. Aunque por otro lado, esa actitud arribista es totalmente comprensible, ya que la Memoria Histórica los ajusticiaría y los presentaría ante la sociedad tal y como son, de ahí el incesante pisoteo a ésta y la actitud servil y sumisa para con el Orden Dominante que estableció la CIA en la traición, que diga transición...

Alfonsina.- ¡Ya estamos con las conspiraciones y el nihilismo! Y supongo que estarás en contra de la transición, el rey, etcétera, y por estar, estarás en contra de todo lo que tenga algo que ver con los colores rojigualdos, ¿o me equivoco? Y entonces, según tú, ¿la transición democrática fue un error? ¿Habría sido mejor continuar con la dictadura franquista o qué?

Litos.- Más que en contra de la transición, estoy en contra de la parafernalia mediática que colocó a ésta como modelo, ejemplo y paradigma del cual todos los españoles debemos estar orgullosos. Y yo no estoy orgulloso porque no fue una transición, mucho menos modélica, por más que algunos se empeñen en repetir esa mentira mil veces. Fue el producto de un tímido reformismo, un poco de maquillaje y un mucho de gatopardismo, ya sabes, aquello de “cambiar algo para que nada cambie”. Ni siquiera se depuraron cargos franquistas y éstos siguieron en el poder. El más claro ejemplo es el de nuestro actual Jefe de Estado.

Alfonsina.- ¿Qué pasa con el Rey?

Litos.- Que es Rey por la Gracia de Dios y por la Ley de Sucesión...

Alfonsina.- ¿Qué?

Litos.- (moviendo la cabeza horizontalmente) Que el Rey es Rey porque Franco así lo decidió. El dictador se guardó ese derecho en 1947, y a día de hoy seguimos cumpliendo su voluntad.

Alfonsina.- Pero el Rey no es franquista, es un demócrata no un dictador, de hecho ni siquiera se mete en política.

Litos.- Bueno, yo tengo mis dudas respecto a eso de que no es franquista... Cabe recordar que el demócrata de Juan Carlos juró cumplir y hacer cumplir las leyes fundamentales del Reino y guardar lealtad a los principios que informan el Movimiento Nacional [franquismo], aparte de describir con gratitud a Franco como “una figura excepcional”, “un jalón del acontecer español y un hito”.

Por otra parte, eso de que no se mete en política es muy relativo. Se supone que él representa a los españoles, es decir a ti y a mí, y bajo esa consigna ha mostrado abiertamente su amistad con personajes como Mohamed VI, dictador de Marruecos, o con tipos como Fahd bin Abdelaziz o su hijo Abdalá bin Abdelaziz, reyes sauditas que no permiten a las mujeres conducir un coche, por ejemplo. ¿Realmente a ti te representa un tipo impuesto por Franco, que se codea públicamente con dictadores que, entre otras cosas, no dejan a las mujeres salir solas a la calle, y que encima cobra anualmente nueve millones de euros de nuestros bolsillos?

Alfonsina.- Sí es cierto que al Rey lo puso Franco, para qué nos vamos a engañar, pero también es cierto que gracias a éste último vivimos en democracia desde hace unos treinta y cinco años.

Litos.- Pero es que la “democracia” en una sociedad capitalista no existe. Tan sólo es una falacia representada en una forma de gobierno en la que cada cuatro años se cambia de tirano, como diría un señor de atusada perilla. Te recuerdo que “democracia” significa algo así como “poder del o para el pueblo”, y el pueblo no tiene poder ya ni para trabajar, y si no me crees mira a tu alrededor: paro, miseria, pobreza, etc.

El otro día estuve hojeando datos contrastados de SRI muy significativos sobre la represión policial y política en los treinta y cinco años de democracia. Ojo al dato y dime si el Estado Español es un Estado Democrático y de Derecho capaz de garantizar los principales derechos y libertades, tal y como presumen sus voceros.

Recuerdo algunos datos interesantes de estos treinta y cinco años de democracia, como por ejemplo:
 - Entre 3.100 y 3.500 personas detenidas (por delitos políticos, se entiende). 
 - Entre 1.400 y 1.420 personas encarceladas entre 1975 y 2010. 
 - Entre 1.500 y 1.550 personas torturadas y maltratadas por el aparato represivo español. 
 - 31 militantes del PCE ( r) y GRAPO asesinados por torturas o desatención en las cárceles. 
 - 8 revistas cerradas, 100 aparatos de propaganda y toneladas de propaganda escrita incautadas. 
 - 8 organizaciones políticas desaparecidas a base de de represión y encarcelamiento.

Y toda esta represión ejercida a gente ajena a la izquierda abertzale, o sea que no me vale eso de que “seguro que eran etarras”. Así que dime, Alfonsina, ¿esta es esa democracia con la que tanto se llenan la boca esos políticos a los que tú votas y defiendes? Otra día hablaremos de Cuba, pero de antemano te digo que merece muy hipócrita despotricar contra la mayor de las Antillas cada vez que aparece un mercenario político en la tele, y luego hacer caso omiso, mirar para otro lado, ante lo que ocurre en este país, que es mucho más grave.

Alfonsina.- Todas las democracias tienen manchas negras, y todas son mejorables. Lo que no te puedo consentir es que me hagas a mí partícipe o cómplice de todo eso por el mero hecho de ser simpatizante del PSOE.

Litos.- Previamente eres cómplice por la sencilla razón de que quien calla otorga. Aparte eres partícipe de tal prostitución de la palabra “democracia”, ya que votas a un partido que vive y apoya tal prostitución, que apoya la represión y el encarcelamiento, y que además, para más inri, lo ha ejercido directamente.

Alfonsina.- No sé de qué me hablas...

Litos.- Pues retrocedamos a los años ochenta: Felipe González en el poder y un grupo paramilitar dirigido por su gobierno ejerce lo que se conoce como terrorismo de Estado. Resultado: más de veinte muertos bajo la sospecha infundada de “pertenecer a ETA”, y unas condenas irrisorias para los asesinos, como por ejemplo la de José Barrionuevo, Ministro del Interior de Felipe González: condenado a diez años de prisión de los cuales sólo cumplió tres meses. Enrique Rodríguez Galindo: guardia civil y mano ejecutora de los GAL condenado a setenta y un años de cárcel de los cuales sólo cumplió cuatro.

¿Esa es la democracia de la que tanto hace gala tu partido? Pues sinceramente, Alfonsina, yo no la quiero. Y me duele pensar que tú sí, así que vuelvo a instar la posibilidad de dudar y de pensar por nosotros mismos para ser coherentes y apoyar a un partido que sea realmente socialista y obrero, que defienda a ultranza los valores que a día de hoy deben ser más venerados como por ejemplo el socialismo, la democracia, la libertad, la república, la memoria histórica, etc.

Ahora tengo bulla y he de irme, seguiremos hablando otro día, te lo prometo. Ahí te quedas viendo la tele, aunque te recomiendo que la apagues y enciendas tu mente. Como dijo Malcolm X, “si no estáis prevenidos ante los medios de comunicación, os harán amar al opresor y odiar al oprimido”.

Alfonsina.- ...

------------------------
Post Scríptum: La intención de este artículo no es generalizar y tratar de ovejas a todos y cada uno de los militantes o simpatizantes del PSOE, ya que el que escribe cuenta con amplia experiencia personal en lo que concierne a la militancia de ese obsoleto partido, al menos en términos municipales, donde queda gente honesta y noble que, o bien son manipulados y engañados por los mass media, o bien pecan de una ingenuidad exacerbada y siguen creyendo en un posible viraje hacia la izquierda del partido.

La intención del artículo es hacer reflexionar y dudar, ya que todo lo ignora quien de nada duda, entendiendo como falta de rigor, criterio y coherencia política su militancia en un partido neoliberal -no como falta de sed de justicia, democracia y libertad-, comprendiendo las palabras de Einstein en su artículo ¿Por qué socialismo?: “los capitalistas privados inevitablemente controlan, directa o indirectamente, las fuentes principales de información (prensa, radio, educación). Es así extremadamente difícil, y de hecho en la mayoría de los casos absolutamente imposible, para el ciudadano individual obtener conclusiones objetivas y hacer un uso inteligente de sus derechos políticos”.

miércoles, 25 de agosto de 2010

Felices dieciséis (Ken Loach, 2002)


Liam va a cumplir dieciséis años en unos días. Su madre, Jean, que está en la cárcel, saldrá a la calle a tiempo del cumpleaños de su hijo. Liam quiere aprovechar la ocasión para que, esta vez, todo vaya bien. Sueña con una vida familiar que nunca ha tenido, lo que significa crear un lugar seguro para su madre, su hermana Chantelle y para él mismo, fuera del alcance de vagos como Stan, el novio de Jean, y de su propio abuelo, un ser mezquino. Pero para ello antes tiene que conseguir dinero, lo que es toda una hazaña para un adolescente sin blanca. Los disparatados planes de Liam y sus amigos no tardan en meterlos en toda clase de problemas. Al darse cuenta de que la situación se agrava peligrosamente y que está perdiendo pie, Liam es consciente de que debería irse, pero quizá esta vez sea ya demasiado tarde.

viernes, 20 de agosto de 2010

Una recomendación personal: Albert Escusa

Este gran hombre parece ser A. Escusa

Ha llegado un punto en el que los medios de contrainformación se han visto desborados por su enorme crecimiento y sufren algo así como una cierta "sobreproducción", básicamente porque se da la oportunidad a cualquiera (esto está bien, pero puede tener consecuencias debastadoras si no se controla) de publicar artículos. Unos se repiten, otros copian y otros manipulan, haciéndose pasar por un izquierdista afín a la causa, pero a veces entre la medianía y la opulencia brillan articulistas como Albert Escusa. El primer artículo que leí de él fue el demoledor "¿Quien fue realmente George Orwell?". Artículo que desmonta esa farsa pseudotrotskista preconizada por los servicios de inteligencia occidentales: George Orwell como paradigma de revolucionario.

Aunque no un es tipo afamado (de hecho, no he logrado encontrar ninguna información personal y política suya; sólo creo que es militante del PCE (m-l)), seguí dando con artículos suyos, a cual más brillante y  demoledor. Y como la principal tarea de mi blog no es crear, sino difundir, a continuación pongo una lista con todos los artículos que he encontrado de este gran prosista.
Por el momento eso es todo lo que he encontrado en la red. Prácticamente todos (salvo "¿Marxismo o anarquismo?" y "¿Quién fue realmente George Orwell?") los artículos están publicados en Kaos, pero no con la resonancia que, a mi juicio, merecen.

Fish Tank (Andrea Arnold, 2009)


Mia es una adolescente de quince años de edad que sufre un verdadero colapso cuando se entera de que su madre está saliendo con un chico. Lo peor es que la madre insiste en traerle a casa, lo cual ya es demasiado para la Mia, que está viviendo una juventud desencantada.

Descargar: Parte 1 - Parte 2

La escopeta nacional (Luís García Berlanga, 1978)


Un fabricante catalán de porteros electrónicos viaja a Madrid, acompañado de su amante, para asistir a una cacería que él mismo ha organizado. Su principal finalidad es relacionarse con gente de la alta sociedad para así mejorar su negocio. Todo parece ir bien, hasta que el dueño de la finca demuestra plena autoridad sobre Jaime, que es el verdadero organizador de la reunión. En el festejo encuentra personajes diversos junto a los que vive situaciones absurdas.

Descargar: Parte 1 - Parte 2

La hora de los valientes (Antonio Mercero, 1998)


En plena guerra civil española, los bombardeos amenazan el Museo del Prado. Las autoridades ordenan la evacuación de las obras de arte. Manuel, un celador del Museo encuentra un autorretrato de Goya perdido en el traslado de las obras. El joven no duda en proteger a toda costa el cuadro poniendo en peligro su vida y la de su familia.

Diario de un rebelde (Scott Kalvert, 1995)


Crónica autobiográfica de un grupo de adolescentes, entre los que se encuentra el escritor Jim Carroll, a los que sus travesuras están a punto de llevarlos por oscuros caminos de la desesperación, ya que sus actividades fuera de clase amenazan con destruirlos. Esnifando productos de limpieza, riéndose con fotografías pornográficas, participando en pequeños hurtos, estos cinco amigos apenas mantienen la cabeza a flote al perder el control de sí mismos.

Johnny Mad Dog: Los niños soldado


En un país indeterminado de África, la guerra civil asola la capital. Johhny Mad Dog y sus amigos, niños guerrilleros -también llamados "niños soldado"-, campan a sus anchas por la ciudad, saqueando, disparando y violando a mujeres sin que nadie ose pararles los pies. Johnny tiene 15 años y es un niño soldado armado hasta los dientes que se siente habitado por el perro feroz que pretende ser algún día. Con ayuda de su comando, No Good Advice, Small Devil y Young Major, roba, saquea y destruye todo lo que se le cruza en el camino: adolescentes fascinados por las fantasías del cine americano y la desinformación jugando a hacer la guerra...

jueves, 19 de agosto de 2010

En un mundo libre (Ken Loach, 2007)


"En un mundo libre" es una historia ambientada en la realidad anglosajona actual, presidida por el "milagro" de la flexibilidad laboral, la globalización, los dobles turnos de trabajo, los salarios bajos y muchos consumidores felices y despreocupados: nosotros. Angie y su compañera de piso, Rose, deciden ser sus propias jefas, y abren una agencia de trabajo temporal para trabajadores inmigrantes, una empresa que actúa en un mundo inestable en el que el trabajo es barato y las leyes sólo sirven para ser ignoradas. Relacionándose con extranjeros desesperados por sobrevivir, su negocio puede ser muy rentable...

¡Ay, Carmela! (Carlos Saura, 1990)


Un grupo de cómicos ameniza como puede a los soldados republicanos durante la Guerra Civil, pero están cansados ya de pasar penalidades en el frente. Carmela, Paulino y Gustavete se dirigen a Valencia pero, por error, van a parar a la zona nacional. Allí son hechos prisioneros, y la única manera de salvar sus vidas es ofreciendo una espectáculo para un grupo de militares nacionales que choca de lleno con la ideología de los cómicos.

El laberinto del fauno (Guillermo del Toro, 2006)


Año 1944, tras la victoria de Franco. La niña Ofelia (Ivana Baquero) y su madre, Carmen (Ariadna Gil), convaleciente a causa de un avanzado estado de gestación, se trasladan hasta un pequeño pueblo en el que se encuentra destacado el nuevo marido de ésta, Vidal (Sergi López), un cruel capitán del ejército franquista por el que la niña no siente ningún afecto. La misión de Vidal es acabar con los últimos vestigios de la resistencia republicana que permanecen escondidos en los montes de la zona. También allí se encuentra Mercedes (Maribel Verdú) -una joven que se encuentra a cargo de los demás miembros del servicio- y el doctor (Álex Angulo) que se hará cargo del delicado estado de salud de Carmen. Una noche, Ofelia descubre las ruinas de un laberinto y allí se encuentra con un fauno (Doug Jones), una extraña criatura que le hace una increíble revelación: Ofelia es en realidad una princesa, ultima de su estirpe, a la que los suyos llevan mucho tiempo esperando. Para poder regresar a su mágico reino, la niña deberá enfrentarse a tres pruebas que poco a poco irá superando...

Libertarias (Vicente Aranda, 1995)


La Guerra Civil Española vista desde el punto de una mujeres milicianas anarquistas que lucharon en el frente. El dieciocho de julio de 1936, el ejército español se subleva contra el Gobierno de la República. Un grupo de mujeres reclama a las tropas milicianas su puesto en el frente. En nombre de la libertad, las mujeres libran su propia batalla para igualarse a los derechos de los hombres en la lucha armada.

Las 13 rosas (Emilio Martínez-Lázaro, 2007)


Narra la historia de unas jóvenes condenadas a muerte por un Tribunal Militar por un delito que no habían cometido. Detenidas al mes de acabar la contienda, sufrieron duros interrogatorios y fueron a parar a la cárcel madrileña de Ventas. Las reclusas las bautizaron como 'las menores', que pensaban que sólo pasarían unos años en la cárcel y acabaron siendo acusadas de un delito de "adhesión a la rebelión", por reorganizar la JSU y por intentar un atentado contra Franco...

Descargar: Parte 1 - Parte 2

miércoles, 18 de agosto de 2010

El gran dictador (Charles Chaplin, 1940)


Un humilde barbero judío tiene un parecido asombroso con el dictador de la nación Tomania, que promete sacar adelante y que culpa a los judíos de la situación del país. El dictador ataca al país fronterizo, pero es confundido con el barbero por sus propios guardias, siendo ingresado en un campo de concentración. Simultáneamente, el pobre barbero es confundido con el dictador...

lunes, 16 de agosto de 2010

El viaje de Carol (Imanol Uribe, 2002)


Carol (Clara Lago), una adolescente de madre española y padre norteamericano, viaja por primera vez a España en la primavera de 1938 en compañía de su madre (María Barranco). Separada de su padre, piloto en las Brigadas Internacionales al que ella adora, su llegada al pueblo materno transforma un entorno familiar lleno de secretos. Armada de un carácter rebelde, se opone a los convencionalismos de un mundo que le resulta desconocido. La complicidad con Maruja (Rosa Mª Sardá), las lecciones de vida de su abuelo (Álvaro de Luna) y su amor por Tomiche (Juanjo Ballesta) le abrirán las puertas a un universo de sentimientos adultos que harán de su viaje un trayecto interior desgarrado, tierno, vital e inolvidable.

viernes, 13 de agosto de 2010

Hay crisis, dicen

(Pincha aquí para descargar el artículo en PDF)

Desde hace inexactamente un par de años o más, si abrimos un periódico, vemos las noticias o escuchamos la radio, hay una palabra que sistemáticamente se convierte en protagonista, día a día y de manera casi prerrogativa -con la excepción de que España gane un mundial, entonces ahí ya no. Unos la utilizan con fines electorales, otros la intentan adornar y maquillar en el maravilloso mundo del eufemismo, otros directamente la tergiversan y manipulan, y otros, los más, la sufren. Éstos últimos, los que la padecen, los que cobran una media de 21.500 € al año (aunque la magia de la matemática camufle que el 65 % cobra menos de 1.500 € al mes, si tienes la suerte de ser varón, si no, más del 30 % menos) sólo pueden manifestarse de funesta manera, esto es, en la calle y bajo la atenta mirada de los centinelas a la orden de sus pudientes -bajo la amenaza de la porra de unos picoletos, vaya. No obstante, sus voceros, esa minoría absoluta que no la tiene que penar porque, sencillamente, no va con ellos, cuenta con multitud de medios de (in)comunicación: televisión, radio, prensa, etc. donde tienen la oportunidad de hablarnos de ella, de explicárnosla, y también de aconsejarnos, de dictarnos, de hablar de austeridad, paciencia, compromiso, fe, y lo más jocoso: de apretarse el cinturón.

Dentro de esa minoría que, paradójicamente, habla en nombre y representa a la mayoría, se dan casos extraños si partimos del principio axiomático de que una persona, para representar a otra, ha de vivir y estar en las mismas condiciones que la persona representada. Por ejemplo, el político mejor pagado (con datos del 2009), José Montilla, Presidente de la Generalitat de Cataluña por parte de un partido (PSC) que se autodenomina “socialista” (esa ideología por y para la clase obrera que busca la emancipación de ésta y la abolición de la explotación del hombre por el hombre), cobra 164.043,54 € al año, brutos y sin dietas. Es decir, unas 7 veces más que el español medio. O por ejemplo, el alcalde mejor pagado, Jordi Hereu (Barcelona), también del PSC, cobra 117.398 €, unas 5 veces más que el españolito medio. Por otra parte, el alcalde en cuadragésima posición de mejor pagado (Emiliano García, Toledo) cobra 60.389 €, 3 veces más que el español medio. Por otro lado, tenemos a los presidentes de las comunidades autónomas, presididos, igual que los catalanes (vaya suerte la de éstos...), por José Montilla (164.043,54 €), y con Guillermo Fernández Vara (Extremadura) en última posición, el pobre, con una cifra de 54.244 €, más del doble que la mayoría de los extremeños. En cuanto a diputaciones provinciales, en el 2009 teníamos a Celestino Corbacho (un barcelonés socialista de los pies a la cabeza), cobrando la módica cifra de 144.200 €, más de 6 veces lo que puede cobrar el votante medio del PSC. Más abajo, en último lugar (suena hasta mal y todo) tenemos a todo un izquierdista: Fernando Rodríguez (Sevilla), que cobra 51.936 €, más del doble que la media de los sevillanos...

Ésa es la crisis de la que nos hablan a diario, la de cobrar sueldos astronómicos -sin contar chanchullos y negocios extraprofesionales- por hacer el paripé en televisión Éstos son nuestros representantes, los que nos hablan de apretarse el cinturón y austeridad. Éstos son los que nos hablan de crisis.

A continuación pongo la lista de los políticos mejor pagados en el año 2009. Habría que actualizarla, ya que con esto de la crisis es muy probable que hayan aumentado el sueldo, inversamente proporcional al del trabajador medio. Aparte, van ascendiendo personajes como Leire Pajín, que sus tres sueldos ascienden a la cifra de unos 20.000 € al mes, es decir, unos 240.000 € al años. Una módica cifra para una socialista que afirma que “su compromiso con la política nada tiene que ver con el enriquecimiento personal” y que no duda en levantar el puño y cantar la Internacional. Sí, eso de “¡Arriba parias de la tierra! “...

La sueldos de los políticos se pueden observar aquí y aquí.

Post Scríptum:


viernes, 6 de agosto de 2010

Con la iglesia hemos topado (el artículo que le debía a Javier Martínez Fernández)

(Se recomienda descargar el artículo en PDF aquí para una mejor visualización del mismo)
Termino de volver a ver El Padrino (una obra maestra), son las tantas de la madrugada pero no tengo sueño, abro el Mozilla y me dispongo a hurgar en un par de páginas de contrainformación, cuando buscando no sé qué doy por casualidad con unas palabras que ya leí en su momento, pero que a pesar de ello provocan en mí exactamente el mismo sentimiento de estupefacción que provocaron hace unos meses.

Hablo de una homilía que rebuznó el arzobispado de Granada, Javier Martínez Fernández, a propósito de la navidad y la Ley del Aborto. A continuación copio el artículo en el que comento algunas de las perlas más significativos de este bonseñor, y el cual envié a su dirección de correo (info@arzobispadodegranada.es):


Para empezar, me declaro afín a la idea del aborto como un derecho libre y gratuito de la mujer, por lo tanto creo que ningún hombre -sea un reprimido sexual o un hombre económicamente arruinado- puede instar a ninguna mujer a tomar una decisión en contra de su voluntad, y mucho menos coaccionarla. Partiendo de ahí, declaro tu actitud amoral e injusta, además de un atentado contra el sentido común, la lógica y el respeto a la mujer.

Pocas imágenes en la historia más tristes que la que han ofrecido nuestros parlamentarios aplaudiendo lo que por fin se ha convertido en un derecho: matar a niños en el seno de la madre. ¿Y a eso lo llaman progreso?”

¿Matar a niños? ¿Matar a un embrión de seis semanas y media es matar a un niño? Ese lenguaje demagogo, condenatorio y manipulador es acientífico, no se sostiene por ningún lado y por esa regla de tres podría decir yo que cada vez que algún compañero de tu gremio se toquetea -delante o detrás de un niño, da igual- y expulsa semen, está matando a millones de niños, pues cada espermatozoide podría ser un niño. ¿Qué es el embrión si no un espermatozoide fusionado con un óvulo?

Por otro lado, se me vienen imágenes en la historia más tristes que la aprobación de la Ley del Aborto. Muchas más imágenes y mucho más tristes, como por ejemplo declaraciones de guerras o aprobaciones de leyes que atentaban contra los derechos de los pobres, y ahí no estabas tú alzando la voz. Y hablando de imágenes tristes, se me viene a la cabeza tu compañero José Poveda Sánchez abusando de cuatro niños, o Gilbert Gauthe, también compañero tuyo, abusando de once niños en Luisiana, o los 35.000 niños irlandeses víctimas del abuso sexual por parte de tus compañeros e hijos de Dios en el período de 60 años (1920 – 1980). ¡Esas sí que son imágenes tristes que se han ido produciendo, y siguen produciéndose en la historia de la Iglesia!

Se promulga una ley que pone a miles de profesionales (médicos, enfermeras,…) -sobre todo, a ellos- en situaciones muy similares a las que tuvieron que afrontar los médicos o los soldados bajo el régimen de Hitler o de Stalin, o en cualquiera de las dictaduras que existieron en el siglo XX y que realmente establecieron la legalidad de otros crímenes, menos repugnantes que el del aborto.

Espera, espera... ¿Un cura hablando de nazis? Pero si fue la Iglesia Católica quien pactó con Hitler (Concordato) para poder sobrevivir, y bueno, ya que sobrevivían, para tener algún que otro privilegio. Fue el Arzobispo Cesare Orsenigo el que celebraba con Hitler el cumpleaños de éste. Fueron más de diez mil las monjas luteranas y diaconisas las que se reunieron en el 15 de noviembre de 1933 bajo la esvástica. Y fue el Obispo de Berlín quien dijo: “permítanme comparar a nuestras hermanas con la SA (grupo paramilitar nazi). Fue el cardenal Michael Faulhaber el que marchó entre las filas de las SA en una concentración nazi en Munich. Fue Hitler el que afirmó que “la Iglesia Católica le había dado su bendición pública, en el país y afuera, al nacional – socialismo, incluída su posición antisemita”. Y así podríamos seguir todo el día, pero está más que suficientemente demostrada la ligazón de la Iglesia con el fascismo de turno, en Alemania, en Italia y en España, donde ejerció del más importante sustento social del franquismo, a cambio de una actitud servil hacia la dictadura. ¿Y por qué esa connivencia y esa colaboración con el fascista de turno? Está muy claro: vosotros aspiráis a eso. Hitler, con estas palabras esclarece vuestra intención y vuestra aspiración: "Estamos convencidos de que la gente necesita y requiere esta fe. Por lo tanto hemos llevado acabo la lucha contra el movimiento ateo, y esto no sólo con unas pocas declaraciones teóricas: lo hemos aplastado."
(Adolf Hitler en un discurso en Berlín, 24 de octubre de 1933)

Aparte... ¿Comparar un aborto con la exterminación de millones de judíos en campos de concentración? ¿Con pelotones de fusilamiento? ¿Con la muerte sistemática de niños por hambre, desnutrición o miseria? Se te debería de acusar por apología y enaltecimiento del terrorismo, pues minimizar las acciones del nazismo -y demás dictaduras- a un simple aborto, es faltar el respeto a las millones de personas que perecieron bajo el yugo de los dictadores que con buen ojo vieron tus compañeros en el momento oportuno.

Hubo en la Edad Media -en esa preciosa Edad Media que nadie se atreve a recordar porque tampoco es políticamente correcto- una orden militar cristiana donde los caballeros hacían el juramento de no combatir nunca con menos de dos enemigos a la vez, porque para un caballero cristiano era indigno combatir de igual a igual con quien no era cristiano.

Puede que bajo esas actitudes nacieran la egolatría, el sentimiento de superioridad y la instransigencia cristiana, que menosprecia cualquier tipo de religión y creencia que no sea la propia, prueba de ello tus palabras parafraseando a Benedicto XVI (el mismo que se enroló en la Juventud Hitleriana en 1941. Y luego hablamos de dictaduras y dictadores...): “es posible construir un mundo al margen de Dios, al margen de Jesucristo -estamos asistiendo a su construcción-, pero se trata de la Torre de Babel.” Y apuntillas: “Este mundo morirá aplastado por sí mismo, por su propia pretensión de absoluto, y su caída será el signo, la señal de que un mundo contra Dios es un mundo contra el hombre.”

Que los ateos o los que creen en otra religión que no sea la cristiana, morirán. Vaya. Y luego os cabreáis cuando os dicen que la Iglesia es un atraso o que si pudiéramos razonar con la gente religiosa, no habría gente religiosa.

(Continuación del rebuzno anterior) “El mundo puede llamarlo estupidez. Yo lo llamo valor. Pero matar a un niño indefenso, ¡y que lo haga su propia madre! Eso le da a los varones la licencia absoluta, sin límites, de abusar del cuerpo de la mujer”.

Más de 5.000 mujeres violadas cada año y más de 60 mujeres asesinadas en 2009 y 50 en lo que llevamos de 2010 (todo esto en España), a manos de sus maridos, custodiados y apoyados moralmente éstos por la Iglesia, que legitima sus crímenes por el mero hecho de que la mujer tenga poder de decisión sobre su propio cuerpo... Esto, amigo, en un Estado Democrático y de Derecho, sería motivo suficiente para encerrarte unos añitos por, como digo, apología y enaltecimiento de, en este caso, la violencia y el asesinato.

Esta licencia para matar no es más que un primer paso de la pérdida de libertad en nuestra sociedad, el primer paso –gravísimo- que anuncia que estamos ya en una nueva y terrible dictadura -¡terrible!- y que la libertad es una palabra vacía”

A ti el término dictadura te importa lo mismo que a mí que te apedreen por la calle. Es más, realmente a ti te gustaría que volviese Franco y pudiérais contar con más privilegios de los que contáis, ahí es nada. Tu definición de libertad dista mucho de la de cualquier persona normal, pues tú entiendes por libertad, libertad de decisión y poder para la Iglesia, que decida lo que es bueno y lo que no, lo que es correcto y lo que no, lo que es moral y lo que no. Lo cierto es que por motivos ajenos al aborto, no vivimos ante una sociedad plenamente libre, pero ésta sería un pelín más libre si realmente fuera laica y aconfesional, y no os dejara la oportunidad de autoerigiros como salvadores, guías y libertadores, cuando realmente sois liberticidas, cuyo único fin es el de pesadumbrar y coaccionar a una juventud que cada vez más va viendo lo arcaico y obsoleto de la Iglesia.

Es la humanidad la que retrocede con este genocidio silencioso al que se nos invita y que ahora se promueve, genocidio que se impone a ciertos profesionales como si fuera una obligación –repito: el mismo tipo de obligación que las que tenían los oficiales en los campos de concentración de Auschwitz y Buchenwald en los que no podían rebelarse porque eran órdenes superiores-.”

Volvemos al mismo lenguaje demagogo y manipulador del que lleva la Iglesia haciendo gala tanto tiempo. Evidentemente, no es casualidad ese tipo de comparaciones y exageraciones: la Iglesia pretende comparar el médico que practica el aborto con el soldado nazi que fusilaba rusos, la mujer que aborta con la mujer que movida por una enfermedad mental, agarra un cuchillo y mata a la primera persona que pasa delante de ella. ¿Para qué? Para meter miedo y que esa persona sin una fuerte personalidad se lo piense dos veces antes de, no ya practicar el aborto, sino simplemente hablar del tema. Esa ha sido la fórmula secreta de la iglesia: el miedo. Aparte de la mentira, la difamación, la manipulación, el doble rasero moral y una hipocresía exacerbada que de nuevo pones de manifiesto al tener la desvergüenza de volver hablar de nazis, cuando tu jefe, Benedicto XVI, fue oficialmente uno de ellos.

Y para genocidio el que la Iglesia lleva practicando durante tantos años con ese estrato tan indefenso como es el de los niños inocentes que no sólo son violados, sino que a consecuencia de la violación física y sexual, son destrozados mentalmente, agraviados moralmente y destrozados y anulados como personas para, muy probablemente, el resto de sus días. Y este genocidio sí que es silencioso y silenciado por vuestra parte, de ahí que sean pocos los que conocen las siguientes estadísticas:

Una investigación realizada en 1995 por el catedrático de la Universidad de Salamanca, Félix López Sánchez, y publicada por el Ministerio de Asuntos Sociales de España, determina que del total de españoles que han sufrido abusos sexuales siendo menores, el 10% asegura que fue abusado por un sacerdote católico.

En un estudio publicado en 1995 sobre el comportamiento sexual del clero en España, el periodista y escritor José Rodríguez, trabajando con una base de datos amplia y estadísticas en las que constan pruebas del historial sexual de casi 400 sacerdotes actualmente en activo, se documentó que entre los sacerdotes en activo, un 7% comete abusos sexuales graves con menores.

Por no hablar de otros países como EE. UU., donde un total de 4.392 sacerdotes fueron acusados del abuso sexual de 10.667 menores entre 1950 y 2002. O Irlanda, donde la Comisión Investigadora de Abusos de los Niños en Irlanda reúne, tras casi 10 años de investigación, más de 2.000 testimonios que relatan abusos físicos y sexuales por parte de sacerdotes.

¿A éste genocidio silencioso te refieres, Javier? ¿O realmente a ti los genocidios ya sean nazis o con el beneplácito de Dios te importan un comino, y tus rumiadas sólo son consecuencia del miedo a que tu institución acabe por perder la hegemonía que durante tanto tiempo lleva ostentando?

Los Edukadores (Hans Weingartner, 2005)


Jan (Daniel Brühl), Peter (Stipe Erceg) y Jule (Julia Jentsch) están disfrutando de su rebelde juventud. Les une su pasión por cambiar el estado del mundo. Se convierten en "The edukators", cuyas acciones no violentas tratan de avisar a los ricos locales de que sus días de abundancia están contados. Las complicaciones aparecen cuando Jule se enamora de ambos jóvenes. Además, una de sus operaciones se complica, y lo que se convierte en un rapto no intencionado acaba por ponerlos cara a cara con la ley.

Exiliado en mi lar (qué titulos más chulos me invento)

 (Una habitación muy bonita para no dormir solo)

Chichos y chicas, no he muerto, y lo más importante: mi blog no ha muerto.

Ando ocupado entre quehaceres y quebraderos de cabeza, viviendo unos días de esos que la mayoría habréis vivido y seguiréis viviendo aleatoria y atemporalmente; unos días en los que crees que no encajas en este mundo, en tu ciudad o incluso en tus círculos más cercanos como pueden ser la familia o los amigos.
Un conocido mío suele decir que sólo un enfermo o un ignorante -en el menos despectivo sentido de la palabra- puede encajar en esta sociedad y aceptarla tal cual. Espero que sea cierto y los enfermos -y/o ignorantes- sean ellos. Los que están de acuerdo con que su alcaldía no quiera retirar manolitos que tributan a José Antonio Primo de Rivera, los que se destaparon con el mundial y siguen con la rojiguarra colgada en su balcón, los que antes del mundial llamaban "fachas" a todos los que llevaban rojiguarras y ahora las lucen ellos gustosamente con el pretexto del mundial y su puta madre, los alienados por la televisión, el pan y el circo, los hipnotizados por el dinero, las que sucumben a la moda más banal y se desahogan en Bershka para luego mirarnos mal a los que tenemos pinta de pedir en el metro, y en definitiva, todas y cada una de esas personas que son capaces de adaptarse a esta sociedad enferma, y cuyos orígenes sudan ante el dato de treinta millones de personas muertas por hambre al año -a pesar de que la producción mundial de los alimentos básicos equivale a más del 110% de las necesidades del planeta-, entre otras cosas.

Yo prefiero seguir perdiendo dinero, seguir debiéndolo -hasta que me partan las piernas, entonces ya ahí sí- o encerrarme en mi casa y ver ocho horas seguidas de exquisito cine. Vivir a mi manera, básicamente eso, pero sin bohemiadas ni rollos intento ser el más diferente y precisamente por eso soy más típico que el más típico de los españolitos. Y que ningún enemigo mío se alegre, no sufro ningún episodio psicodepresivo ni mi vesania transitoria ha ganado la partida; estoy más feliz que un regaliz y mañana me voy de parranda.

Y ahora lo importante: tengo películas muy interesantes para subir, como por ejemplo Novecento, Los edukadores o El gran dictador, entre otras muchas, aparte de material escrito insurgente y acrimonioso...

Para acabar dejo un vídeo que tiene ya su tiempo pero no por ello deja de ser curioso. Habla sobre la tortura y lo protagoniza Antonio Camacho, Secretario de Estado para la Seguridad.

Estoy en Twitter

Archivo