martes, 8 de febrero de 2011

Algo está cambiando en el rap español...


Se acentúan las divisiones entre flashys y machileros, se agudizan las tensiones; los segundos van ganando paulatinamente protagonismo en detrimento de los primeros, los cuales se ven obligados a soltar más "guarros" y "perroflautas" que nunca. ¿Por qué? Pues porque algo está empezando a cambiar.

Venimos siendo testigos en esta última década de unos virajes un tanto extraños del rap y sus máximos exponentes hacia la comercialización, frivolización y banalidad. Éstos que antes hablaban de Revolución y de lo mal que estaba el mundo, ahora nos vienen hablando de ego, de dinero, de ropa y de cómo de grande la tienen. ¿Ha cambiado el mundo para bien respecto a los inicios de estos ex-raperos comprometidos? No, simplemente ha cambiado la vida de éstos, a los que la comodidad los ha atrapado en aras del pasotismo y la despreocupación. Parece ser que cuando uno vive muy a gusto la empatía es algo que se manifiesta muy ligeramente. En cualquier caso, el mundo sigue estando igual o peor como para gritar Revolución e incitar a matar empresarios (sí, ahora parece una locura propia de un "terrorista", pero prácticamente todas las vacas sagradas en sus inicios transmitían mensajes de este tipo).

No obstante, últimamente venimos siendo testigos de otro ciraje también extraño en el rap. Viraje hacia la politización, socialización y hacia los inicios comprometidos del rap, manifestado en ciertos grupos criminalizados no sólo por la derecha carpetovetónica, sino también por unos cuantos sectores del rap, como por ejemplo, y principalmente, Los chikos del Maíz, Latecnika (antes Geronación en la misma línea), Arma X, Pablo Hasél, Mentenguerra, Indarrap...

Prácticamente todos estos grupos se encuentran trabajando en distintos proyectos que próximamente verán la luz y que, estoy completamente seguro, darán mucho que hablar, principalmente porque estos grupos dejarán de ser marginados y denigrados y poco a poco ocuparán el puesto que merecen en el panorama. No serán cuatro perroflautas, sino raperos que se han jugado sus carreras y sus cuartos por ser fieles a una realidad que jamás debió ser ignorada por la escena estatal.

Los Chikos del Maíz, el grupo que mejor representa el boom de este rap comprometido, pronto sacará el temido Pasión de Talibanes, Latecnika el trabajo Nueva escuela, Arma X el Anticonstitucional, Pablo Hasél diversos proyectos como Polvo y ceniza y Memofia, etc. Cuando estos trabajos vean la luz estoy completamente seguro que las cosas dentro del rap español empezarán a cambiar en pro de una realidad que nos afecta a todos y que debe ser contada para que el día de mañana los jóvenes b-boys no luchen sólo por lucir unos botines, sino por cambiar una realidad que los sume en una pesadumbre que no puede ser obviada con discursos banales y superficiales como son el ego, la ropa o cuánto de grande la tenemos.

Hace unos días Los Chikos sacaron un adelanto de Pasión de Talibanes, Confesiones, esta vez ha sido Arma X el que ha hecho lo propio y nos presenta un adelanto de su nuevo disco Anticonstitucional con un tema que lleva el mismo nombre:

3 comentarios :

  1. Mucha razon
    y aver si tenemos suerte y la cosa sigue cambiando y no se comen la "revolucion" como de costumbre :)

    ResponderEliminar
  2. no se olviden de INSULINO DEPENDIENTE !!

    ResponderEliminar
  3. siempre hemos sabido que hay personas que dicen ser raperos hablando de pasta, mujeres y cosas asi,en estos tiempos es algo con lo que se tiene que enfrentar el rap,asi como con la lucha del pueblo, y hay que resistir para no dejar que en la sociedad cambien su perspectiva del verdaderorap

    ResponderEliminar

Comentar

Estoy en Twitter

Archivo