domingo, 10 de julio de 2011

Manuel Soler dijo...

"Soy revolucionario porque aspiro a que los trabajadores del campo ganen el jornal suficiente para que sus hijos no se mueran de hambre. Soy revolucionario porque aspiro a que las hijas de los obreros, ya que tienen la desgracia de servir a la burguesía, lo menos que tienen derecho es a que sean respetadas, cosa que no lo han sido hasta la fecha; y, por último, que la tierra sea para el que la trabaja, que la justicia se haga para todos por igual y que los trabajadores sean considerados como hombres y no como esclavos. Hace pocos días un patrono me decía que me estaba ganando la impopularidad de los patronos, a lo que yo le contesté: ¿Y qué vale todo esto comparado con la satisfacción de ver que poco a poco se va creando un espíritu de rebeldía en la clase trabajadora?"

Manuel Soler, militante de UGT, concejal socialista, fusilado en 1936.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Comentar

Estoy en Twitter

Archivo