lunes, 1 de octubre de 2012

"El terror... es gracias a él"

 De Maquiavelo a Weber pasando por nuestro Marx: todo Estado descansa y se mantiene por medio de la fuerza. Ésta la puedes dividir en legal o ilegal, legítima o ilegítima, da igual, una cosa es clara (repito): todo Estado descansa y se mantiene por medio de la fuerza. Esto, que parece fácil de entender (basta con echar un vistazo no ya a la historia sino a nuestra actualidad) parece que no lo sabemos, si no no puedo entender cómo se echa la gente las manos a la cabeza cuando se agudizan las contradicciones y el Estado tiene que sacar su verdadera naturaleza, esto es, la represión.
 
El Gobierno, la oligarquía, los poderosos, se han leído a los clásicos y nosotros no, esa es la diferencia, por eso ellos saben cómo actuar en cada momento y nosotros no sabemos cómo responder porque no tenemos herramientas intelectuales, políticas, ideológicas, etc. primero para analizar qué pasa y segundo para dar una respuesta e intentar equilibrar la correlación de fuerzas.Maquiavelo decía que era preferible que el Príncipe (gobernante) más que respetado o amado fuese temible, temido, porque decía que el miedo era la mejor herramienta de coerción y control social. ¿De verdad que no nos suena ni un poco? También separaba la política de la ética hasta el punto de que el Príncipe podía hacer cualquier cosa con tal de ganar y mantener el poder (de él aquello de "el fin justifica los medios"). ¿Tampoco nos suena?


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Comentar

Estoy en Twitter

Archivo