miércoles, 29 de febrero de 2012

jueves, 16 de febrero de 2012

Entrevista: 15-M, Siria, Libia, Cuba, Venezula, IU...

El otro día un compañero, Édgar -militante de los CJC-, me mandaba algunas preguntas por correo sobre algunas cuestiones que quizás no había dejado anteriormente claras. Por eso, porque ya me habían preguntando algunos más y porque tenía ganas de contar algunas cosas, aquí dejo la entrevista:

Mayoría absoluta del PP, reforma laboral, casi seis millones de parados... ¿cómo ves el panorama?

Muchos se creen que la crisis es algo natural que viene de vez en cuando como las nevadas o las olas de frío siberiano, otros que viene por la mala gestión de un grupo de políticos en concreto, en nuestro caso los socialistas. Los políticos y los politólogos -del orden- se quedan en lo superficial de las cuestiones, nunca profundizan porque quieren que la gente no se entere de qué va el cuento. Mediante mecanismos finísimos como los medios de (des)información nos cuelan la mentira, la interiorizamos y entonces pasa lo que pasa: obreros votando a la derecha, gente de derechas diciendo que la culpa es de la izquierda, gente supuestamente de izquierdas votando al PSOE. Y al final lo de siempre: si lo hace mal el PSOE, votamos al PP y viceversa. La alternativa es sustituida -más bien aplastada- por la alternancia.

Hay que explicar a la gente que la solución no pasa por un cambio de actores sino por un cambio de escenario. Por un cambio de modelo. Esta es una crisis del sistema, es decir, del capitalismo, por lo que la solución de la crisis no pasa por cambiar de PSOE a PP o viceversa, ya que ambos partidos representan y defienden el mismo modelo, por mucho que hagan el paripé y se peleen. La solución de la crisis pasa por un modelo alternativo, anticapitalista, por la nacionalización de los sectores estratégicos, la banca pública, una profunda reforma fiscal, etc. Todo lo que no sea eso, es engordar para el matadero.

Del PP lo de siempre: están haciendo justo lo contrario de lo que decían que iban a hacer y lo mismo que criticaron en la oposición. Es decir, lo mismo que el PSOE pero con más mala fondinga. Vale que por historia somos un pueblo de perezosos mentales e hijos del "muera la inteligencia", pero hay cosas que no tienen sentido: ¿de verdad hay gente que cree que abaratando el despido entre otras lindezas se va a generar empleo? Tenía razón Einstein cuando afirmaba que la estupidez humana es infinita.

Total, que vamos de camino al desastre a no ser que giremos 180º y cambiemos de rumbo. Con una democracia al servicio de los banqueros y con un fascismo económico que pone tecnócratas como presidentes allá donde se le antoja, o salimos a la calle o nos mondan. Una de dos.

¿Qué te parece el movimiento 15M y la mal llamada "SpanishRevolution"? Y como no tengo dudas de que hay "indignados" que leen tu blog... Te tienes que mojar. Para un cambio real en España, ¿pacifismo o violencia?

El 15-M, con todas sus incoherencias y trabas ideológicas, es una esperanza. Empezaron con un cacao mental importante pero parece que se van encauzando las propuestas. Estamos en el primer paso que es la indignación (concienciación), ahora tenemos que pasar al de la formación ideológica/política y por último al de la acción, es decir al de la transformación; al de la sustitución del poder constituido por el poder constituyente. Cuando estemos al menos entre el segundo y el tercer paso podremos hablar de revolución o de revolution, por el momento no. Los griegos quizás sí pueden hablar de conatos de revolución, están marcando el camino a seguir y no lo digo yo cayendo en el izquierdismo revolucionario barato, lo dice la Historia: todo proceso histórico transformador o revolucionario está impulsado por la violencia... Organizada, eso sí, nunca espontánea. Yo lo dijo aquel señor con perilla: la Revolución no se hace, se organiza.

Son los gajes de la lucha de clases (el motor de la historia): la clase burguesa, propietaria, opresora y explotadora no se desprenderá jamás de sus privilegios -conseguidos con violencia, por supuesto- por las buenas. Que para hacer una tortilla hay que romper algunos huevos, vaya. Es exactamente lo que hizo la burguesía en los siglos XVIII y XIX cuando les tocaba. De todas maneras, cuando tengáis un ejemplo de revolución pacífica contádselo a Roque Dalton por teléfono, y si él no está a su hijo, que para esos entonces ya sabrá mucho de política...

Sobre el activismo virtual y sobre Anonymous... ¿Crees que se puede conseguir algo más allá de logros morales?

Evidentemente ningún cambio sustancial en el sistema capitalista va a venir a través del cyberactivismo pero sinceramente, a mí se me da una higa que hackeen webs de multinacionales y partidos políticos capitalistas. Es un poco triste que la gente se enerve más por el cierre de Megaupload que por la privatización de la educación o la reforma laboral, pero supongo que menos es nada. Aquí quien no se consuela es porque no quiere.

¿Qué piensas sobre lo que está sucediendo en Siria? ¿Qué crees que pasará en Siria e Irán en los próximos meses?

El capitalismo se encuentra en su fase superior y decadente: el imperialismo. Por eso se ve obligado a destruir países extranjeros. Lo han hecho siempre, nunca les ha temblado el pulso.Yugoslavia, Irak, Afganistán... Y ahora tienen una coartada perfecta: la llamada primavera árabe. Los mismos iluminados que no respetan los derechos humanos en sus propios países se erigen como libertadores y se creen que están legitimados primero para decir qué es una democracia y qué no, y segundo para exportar una supuesta democracia y unos supuestos derechos humanos. Curiosa manera de exportar el respeto a los derechos humanos mediante jarabe de palo, bombardeando indiscriminadamente un país o armando hasta los dientes a unos rebeldes que en su mayoría son islamistas radicales y mercenarios a sueldo del propio imperialismo.

Lo que en realidad pasa en Siria e Irán es que estos países no son marionetas de los EE. UU. y la OTAN. Por una parte, no hay que olvidar que Siria se define como una República Democrática, Popular y Socialista y que llevaron a cabo procesos de nacionalización que irritaron a los EE. UU., siempre acostumbrados a rapiñar países sin deslomarse. Por otra parte, Irán en los años 70 echó del país al Gobierno absolutista y títere de los EE. UU. para posteriormente hacer lo propio.

No sé lo que ocurrirá, pero sinceramente, yo tengo mucho más miedo a los EE. UU. que a Siria e Irán juntos: Si contamos los muertos a las espaldas de cada país, los EE. UU. ganan por goleada. Por cierto, ¿cuál es el único país en la historia que usado la bomba atómica en combate?

Entramos en terreno pringoso (por el petróleo digo), ahora que empiezan a salir documentos y testimonios sobre Libia, y aunque creo que la respuesta es obvia, ¿Revolución o Intervención? ¿Qué le dirías a todos estos progres que claman en alto "revolución" en las plazas y se tragan la información de los massmedia en estos casos?

Los mecanismos son los de siempre. Primero se desata una campaña demonizadora del enemigo: hay que maximizar -o inventar- violaciones de derechos humanos y libertades, aunque en nuestros propios países también se cometan. Hay que mostrar lo déspota y autoritario que es, aunque en nuestros propios países también tengamos gentuza así. En definitiva, hay que mostrar que el enemigo es un enemigo de la libertad y de la democracia. Una vez que el enemigo pierde la guerra mediática, hay que provocar enfrentamientos y revueltas dentro del propio país para que se produzca una guerra civil. Porque una vez que se da el espectáculo de muertos y sangre, casi cualquier acción está justificada con tal de intentar pararlo.

Lo que ocurrió en Libia fue una injerencia imperialista motivada por el petróleo. Significativo es que muchos rebeldes eran islamistas radicales que portaban banderas de la monarquía del Rey Idris -servil a Occidente. La "revolución" destruyó uno de los países más prósperos de África y lo entregó atado de pies y manos a un estofado de imperialistas e islamistas radicales. Si alguien se creyó que la revuelta libia era del mismo carácter que la tunecina o la egipcia, tiene un problema de visión política y geoestratégica.

Por cierto, ¿para cuándo una invasión en países dictatoriales como Marruecos o Arabia Saudí?

Supongo que te enterarías del caso de Wilmar Villar, preso cubano fallecido recientemente. ¿Qué opinas de su muerte y de que nos lo presentaran como un héroe?

Wilmar era un preso común que cumplía condena por pegarle a su mujer y por resistirse, posteriormente, a la autoridad. La "disidencia" se aprovechó de él y lo presentó como un preso político pero curiosamente Amnistía Internacional (nada sospechosa de castrocomunista) dice que en Cuba no hay presos ni políticos ni de conciencia. Quienes utilizan la cárcel y la muerte de pobres diablos para sus fines políticos tienen la catadura moral del Doctor Maeso. Sin más.

Desde tu punto de vista, ¿crees que Raúl Castro está ejerciendo una buena política?

Algunos izquierdistas a lo Heinz Dieterich llevan anunciando mucho tiempo el fin de la Revolución, ahora por algunas de las políticas aperturistas, pero basta con recurrir a Lenin y estudiar la Nueva Política Económica. Cuba arrastra una condena muy curiosa y es que tanto la derecha como la izquierda le exige más de la cuenta. Por una parte, unos no entienden cómo pueden usar coches tan viejos (señal inequívoca de atraso e incultura), a pesar de ser un país bloqueado y saqueado durante siglos, y por otra parte, unos no entienden cómo pueden ceder aunque sea milímetros (señal inequívoca de traición), a pesar de que todos coinciden en que necesitan reformas.

Cuba fue el primer país latinoamericano en erradicar el analfabetismo (en 1961), es el país que más ha practicado la solidaridad y el internacionalismo (envió más médicos que nadie a Haití), es el país con el mejor sistema de educación del mundo (el primero en Tasa Bruta de Matriculación según la UNESCO); Cuba es "el paraíso de la infancia en América Latina" (según palabras textuales de UNICEF), es el país con uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo (calificado por la OMS como "impresionante") y, resumiendo, es un ejemplo de diginidad.

Como rapea el Nega de Los Chikos del Maíz, la gusanera quiere convertir a Cuba en Casino, quiere que vuelva a ser su patio de atrás, pero desde 1959 los cubanos decidieron ser libres y soberanos, dueños de su propio destino, por eso, a pesar del infame bloqueo de los EE. UU. y de las injerencias extranjeras, la contrarrevolución seguirá mordiendo el polvo como en Bahía de Cochinos.

Ya que estamos en Latinoamérica... ¿Apoyas la Revolución Bolivariana? ¿Cuál es tu visión de Chávez?

El caso de Venezuela es el más sangrante. No hay ni una sola razón, repito, ni una sola razón, para decir que Chávez es un dictador, ni siquiera poniendo como parámetro el modelo de democracia español o norteamericano. Ni una. Al revés: Chávez nos puede dar lecciones de democracia a nosotros. Él es el Presidente (y Jefe de Estado) que más elecciones democráticas ha ganado en la historia, todas ellas repletas de obvservadoras internacionales. ¿Cuántas elecciones ha ganado Don Juan Carlos?

Con Chávez vemos de nuevo cómo los medios de información nos dicen quiénes son los buenos y quiénes son los malos. Hay que explicar que los medios son empresas y que como empresas tienen intereses económicos y financieros, ideológicos y políticos. Y estos intereses son opuestos a la Revolución Bolivariana, primero porque ésta cree que los recursos de Venezuela son de los venezolanos y segundo porque representa un ejemplo de soberanía y lucha antiimperialista para toda la izquierda latinoamericana e internacional.

Un día una persona supuestamente de izquierdas dijo que Chávez era un dictador, a lo que otra persona allí presente respondió que había ganado más elecciones que nadie. ¿Sabéis cuál fue la contraargumentación? Que ganaba las elecciones porque era un dictador. Ojo al parche.

Y pregunto yo: ¿No ganará las elecciones porque ha conseguido reducir la pobreza extrema de un 30% a un 9% en los últimos diez años? ¿No ganará porque ha conseguido librar a su país de analfabetismo? ¿No ganará porque por primera vez los pobres tienen los servicios sanitarios cubiertos gracias a programas como la Misión Barrio Adentro? ¿No ganará porque por fin Venezuela es de los venezolanos y no una despensa de mano de obra y recursos para los EE. UU.?

Por otra parte, creo que en el proceso debe coger más protagonismo el PCV y los sectores más revolucionarios para que no se estanque en un mero proyecto nacionalista pequeño-burgués. También tienen que cesar las extradiciones. Dicho lo cual, me siento representado por la Revolución Bolivariana y le deseo muchas victorias a Hugo Chávez. Cada vez que alguien lo llama dictador muere un politólogo, por cierto.

¿Qué opinas del trotskismo y los trotskistas?

Debate absurdo donde los haya principalmente porque hay más libros y debates sobre trotskistas que militantes trotskistas, y siento mucho si hiero alguna sensibilidad. Trotsky desempeñó un papel importantísimo en la Revolución, especialmente como director del Ejército Rojo, luego perdió su batalla política dentro del Partido, se ofuscó y se pasó -o al menos sirvió, no sé si de conciencia- a la contrarrevolución. Lo cierto es que los grandes revolucionarios ya en su tiempo se pronunciaron contra el trotskismo: desde el Che Guevara o Fidel Castro hasta Ho Chi Minh. No me acuerdo cómo definió Gramsci en la cárcel a Trotsky.

En cuanto a la actualidad hay poco que decir. No me gustan nada las actitudes ambiguas de algunos trotskistas frente al debate de Cuba o Venezuela o ante las intervenciones en Libia, por ejemplo. En cualquier caso esta cuestión es absurda porque lo último que nos hace falta es atomizar la ya de por sí atomizada izquierda. A día de hoy nuestro enemigo no es el trotskismo ni mucho menos, es el capitalismo y más concretamente el neoliberalismo. Todos los que nos encontremos en ese camino serán nuestros compañeros, luego no sé, pero en ese camino serán nuestros compañeros, independientemente de las diferencias ideológicas o estratégicas que podamos tener. Nadie se tiene que ofender o rasgar las vestiduras por críticas como la anterior. El capital brinda con Dom Pérignom cada vez que protagonizamos la famosa escena de La vida de Brian.

Qué opinión te merece el PCE en la actualidad? ¿Eres de los que creen que se puede "reconstruir" o de los que afirman que su actual existencia se basa más en aferrarse a las siglas históricas?

Siempre he sido crítico con la dirección del PCE. Lo sigo siendo, y nadie se tiene por qué sorprender, al revés: es necesaria la crítica de los propios militantes (aunque yo no estoy afiliado) porque la dirección de un partido la tienen que marcar ellos. Yo estoy convencido de que principalmente en las bases y en las juventudes hay gente muy válida, por lo que a falta de otro partido de calado social, no veo otra alternativa que tratar de reconstruir el Partido para que vuelva a ser el de Pepe Díaz. Obviamente no es cuestión de un par de años, pero lanzo un órdago: ¿Si no somos capaces de cambiar nuestro partido seremos capaces de cambiar la sociedad? Creo que esa pregunta debiéramos hacérnosla todos.

El PCE, aparte de sus momentos heróicos, tiene érrores y traiciones a sus espaldas que no son moco de pavo, no hay que olvidar que Carrillo fue el ser humano que más años ocupó la Secretaría General. Sin embargo, nos guste o no, en el PCE es donde están los comunistas -militancia- y por tanto creo que ahí es donde se puede construir alternativa. De todas maneras si surge un Partido Comunista ortodoxo, con una proyección social seria y que no caiga en contradicciones, yo seré el primero en pasarme a sus filas, aunque se me acuse de oportunismo de izquierdas...

En cualquier caso, el PCE lo primero que debe hacer es desempolvar los documentos presentados por Anguita que fueron aprobados para ser olvidados en un cajón. Debe refundarse, profundizar en democracia interna, apartar a un segundo plano o echar a las familias que llevan toda la vida acumulando cargos. Debe regenerarse democrática e ideológicamente. Debe salir a la calle y dejar a un segundo plano, o a un tercero o a un cuarto el institucionalismo. Debe ser, a fin de cuentas, un partido revolucionario y transformador.

¿Cómo ves el papel de Izquierda Unida? ¿No te parece -usando términos que no son míos- el "nuevo PSOE" o mejor dicho, los "nuevos progres" pro-capitalismo moderado?

El problema histórico que ha tenido y tiene IU, y no lo digo yo, lo dice Anguita, es que nunca ha tenido claro si ser un partido transformador o el sostén del PSOE. En cuanto a la idea en sí de IU como Frente me parece estupenda, pero debe refundarse totalmente -se han dado pasitos- o morirá en el intento. Por otra parte, IU recibe algunas críticas que no son justas en buena medida pues los vicios de IU son los vicios del PCE. Siempre que puedo digo que en IU sobran progres y faltan revolucionarios, anticapitalistas, pero lo cierto es que la complejidad de la realpolitik y el contexto político y concretamente la correlación de fuerzas hacen que halla que comerse algunos platos de tan mal gusto que provocan gastroenteritis aguda.

Respecto al PSOE hay mucha diferencia, muchísima más que entre PP y PSOE. Precisamente el principal problema de IU es que no sabe venderse como la alternativa al Frente PP-PSOE. IU tiene casi el 7% de los votos y ha llegado a tener el 10% (más que el KKE), esto quiere decir que puede ser una herramienta útil y práctica para intervenir en la política y transformar, dentro del limitadísimo marco institucional, porque una izquierda transformadora que no transforma está más perdida que el barco del arroz.

Desde las consignas y los clichés superrevolucionarios soltados desde el guetto ideológico, el PCE e IU son lo peor: reformistas, socialdemócratas, revisionistas... Y muchas cosas son ciertas, pero cuando uno da ese paso adelante e intenta practicar y cambiar la política de manera real (fuera de foros, donde es más difícil conservar la pulcritud del marxismo-leninismo), se da cuenta de la importancia y la utilidad de IU. Si no me creéis haced la prueba: id en vuestro barrio o en vuestro pueblo hablando de materialismo histórico, del XX Congreso del PCUS o de la idea Juche a ver cuántos aguerridos militantes captáis para la revolución.

Triste, lo sé, pero así es la realidad que nos ha tocado vivir. No creo que intentar adaptarnos a ella sea algo antimarxista precisamente...

Siguiendo con Izquierda Unida, sobre Anguita no hace falta decir nada, pero sobre Cayo Lara
y Llamazares es otra historia, ¿qué imagen tienes de ellos?

Sobre Llamazares no diciendo nada lo digo todo, pero pocas diferencias puede haber entre Julio Anguita y Cayo Lara, aparte de la labia y la oratoria (impresionante) del primero y los contextos en que ambos coordinaron. Personalmente creo que a Cayo Lara le hace falta fuerza en su discurso, pero es un hombre cercano, trabajador y que transmite. Te lo digo yo que también vengo de familia agricultora. Creo que, como Centella, es un dirigente de transición.

Y antes de cambiar de tema, ¿qué opinas de Bildu?

Antes (en la época de Batasuna) pedían la ilegalización por aquello de "no condenar la violencia", como si el PP condenara la violencia franquista, el PSOE la violencia de los GAL y todos los partidos capitalistas, en general, condenaran la violencia imperialista que bombardea chozas por petróleo. Es patético y de una doble moral incatalogable. Siempre que la Izquierda Abertzale sale a la palestra se pone de manifiesto que Franco vive fantasmagóricamente presente tanto en sectores de la sociedad como en ciertas instituciones.

Por otra parte lamento el cinismo de cierta izquierda que echó espuma por la boca cuando Cayo Lara visitó al Rey y aplaudió con las orejas cuando Mikel Errekondo hizo lo propio, por ejemplo. Si lo hace IU malo, si lo hacer la IA bueno. Cosas de la vida. En cuanto a sus políticas todavía están por ver y habrá que darles un margen de tiempo y maniobra para juzgarles. De Bildu y Amaiur no, pero de Sortu sí me leí el programa y lo cierto es que no era más revolucionario que el de IU, por poner un ejemplo.

En cualquier caso me alegro de sus buenos resultados pero sobre todo de que tengan esa oportunidad de expresarse. Seguramente Rosa díez no se alegre tanto...

Por último, viendo tu admiración a los maquis y a su historia, te hago una pregunta algo fantasiosa: ¿Cómo crees que se habría desarrollado la historia en España si un maquis mayor y mejor organizado hubiera logrado derrocar a Franco?

La victoria directa de los maquis sobre el franquismo era imposible. Los franquistas una vez que vencieron la guerra masacraron cualquier tipo de disidencia, había órdenes expresas de liquidar a cualquiera que pudiera suponer un peligro o simplemente una molestia para la dictadura, aunque eso significara, en palabras textuales, eliminar a media España. Esta feroz represión -asesinato de enlaces, familiares, etc.- sumada a las campañas de intoxicación como las contrapartidas, hicieron imposible organizar el apoyo a la guerrilla. La única victoria posible para los maquis era resistir. Resistir hasta que las potencias occidentales entraran en conflicto con el nazifascismo. Lamentablemente, las potencias occidentales, "democráticas", vieron más peligro en una España roja y republicana, posible aliada de la URSS -el verdadero enemigo de dichas potencias- y por eso prefirieron dejar a Franco tranquilo. Sin ir más lejos, fueron las potencias democráticas como los EE. UU. las que vendieron gasolina a los aviadores franquistas.

Por otra parte, en caso de derrocar a Franco, la reconstrucción de una España republicana y de izquierdas como la del Frente Popular habría sido muy difícil principalmente porque la mayoría de cuadros y militantes comunistas -o de izquierdas- fueron asesinados. Dirigentes del PCE y de la República se encontraban exiliados pero sin ningún tipo de plan, tan sólo hay que ver lo mal que trazaron desde fuera las estrategias de los maquis, los cuales se quedaron literalmente atrapados en el monte sin planes ni de evación ni de rescate ni de exilio.

No puedo irme sin decir que los maquis y los republicanos que dieron su vida en la guerra civil representan lo mejor de nuestro de nuestro ADN, no sólo político sino también moral. Hoy siguen en cunetas y en fosas comunes, y quien se digna a investigar sus asesinatos es inhabilitado. Paradojas. Tampoco puedo irme sin afirmar que tanto el presente como el futuro de España depende del estudio de nuestra historia, no sólo porque hay que entender aquellos polvos para entender estos lodos, sino también porque un pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla. Hay que pasar página, pero no sin antes leerla.

@angeldelacruziu

"Quieren que no pienses"... Porque pensar es lo más revolucionario que existe hoy en día

domingo, 12 de febrero de 2012

Grecia marcando las lindes al capital


Siempre se ha dicho que la revolución no será televisada.... Pues aquí y aquí se puede ver online cómo el pueblo griego ejerce su inalienable derecho a la (auto)defensa contra la dictadura del capital.

Los griegos marcan las lindes al capital y marcan el camino a los indignados del mundo: hasta que no se levanten en pie y levanten el puño en vez de aplaudir sentados en corro, la cosa seguirá exactamente igual.

Grecia fue la cuna de la democracia hace más de veinte siglos en tiempos de Pericles, también será la tumba de la democracia burguesa, es decir, de la democracia de los ricos, de los capitalistas y al servicio de los mercados.

jueves, 9 de febrero de 2012

Parece ser que el PSOE-A tiene menos vergüenza que un gato en una matanza


Según informan varias pagínas, parecer ser que el PSOE-A de Griñán ha manifestado a IU su preocupación por que Juan Manuel Sánchez Gordillo, líder del CUT-BAI y alcalde de Marinaleda, encabece la lista de la coalición por Sevilla en las siguientes elecciones al Parlamento Andaluz. Todavía no es seguro que Gordillo sea cabeza de lista, como tampoco es seguro, hasta donde yo sé, esta injerencia ¿sin precedentes? del PSOE-A hacia IULV-CA.

En caso de que esta noticia sea cierta, se trataría de un acto bajuno y rastrero propio de un partido estrictamente electoralista que ha perdido el norte, el sur, el este y el oeste. Por otra parte, IU debería tomar nota y mandar a Honiara a Griñán y sus secuaces, más ahora cuando tienen tanto miedo al ser conscientes de que es probable que el chiringuito de ERE's y corrupción que tienen montado en Andalucía se les acabe.

Tienen que ser muy pero que muy torpes si con las que les está cayendo se preocupan más de las habas que se cuecen en casas ajenas. Si pusieran la misma preocupación para acabar con el paro en Andalucía (más de un millón de andaluces están en paro), aunque eso significara ir en contra de sus propias políticas, otro gallo cantaría. Si pusieran el mismo empeño en acabar con la corrupción que azota Andalucía, aunque eso significara dejar a muchos de los suyos en el paro y en la cárcel, otro gallo cantaría. Si pusieran el mismo tesón en acabar con las desigualdades sociales, aunque significara ir en contra de sus propios ideales, Andalucía dejaría de estar entre las 3 comunidades autonómicas con más pobres de España. Si pusieran la misma tenacidad en...

En fin, señores... Que tengáis mucho cuidado, no vaya a ser que venga la derecha, que es única exclusivamente el PP. El PSOE es la izquierda (mayoritaria) y ya se sabe: hay que buscar, a toda costa, la unidad de la izquierda. O al menos eso querría Griñán.

martes, 7 de febrero de 2012

Buscar papas en un rastrojo de maíz (respuesta a Juan Torres)


"El reformismo es una manera que la burguesía tiene de engañar a los obreros, que seguirán siendo esclavos asalariados, pese a algunas mejoras aisladas, mientras subsista el dominio del capital. Cuando la burguesía liberal concede reformas con una mano, siempre las retira con la otra, las reduce a la nada o las utiliza para subyugar a los obreros, para dividirlos en grupos, para eternizar la esclavitud asalariada de los trabajadores. Por eso el reformismo, incluso cuando es totalmente sincero, se transforma de hecho en un instrumento de la burguesía para corromper a los obreros y reducirlos a la impotencia. La experiencia de todos los países muestra que los obreros han salido burlados siempre que se han confiado a los reformistas."

Vladimir I. Lenin, líder de la Revolución Soviética, en Marxismo y reformismo, 1913.

Me comenta por Facebook el compañero de La mancha obrera que Juan Torres me había respondido en el artículo que publiqué ayer mismo titulado Y vuelta la burra al trigo: los progres corren en círculos, que a su vez era una respuesta a su artículo Frustrante Izquierda Unida. Leo la respuesta de Juan y efectivamente la burra vuelve al trigo. Si alguien lee mi primer artículo se dará cuenta de que en realidad no me ciño ni al artículo de Juan en concreto ni a su persona en general. ¿Por qué? Porque llevar el debate a lo personal sería perderlo, él lo sabe muy bien porque es un hombre muy inteligente y además juega con ventaja: él no es trotskista, no es socialdemócrata, mucho menos comunista, por lo que sus espaldas no cargan errores ningunos. Es la magia de la equidistancia.

Un debate interesante, fructífero y más peligroso para él, sería el de revolución o reforma, por eso Juan me responde remitiéndose a algunas críticas concretas recogidas en sus obras escritas, desde la moderación y la equidistancia, evitando siempre crear un escenario en el que tenga que posicionarse, porque posicionarse visceralmente puede cerrar alguna que otra puerta. El sistema español, cuyo sostén principal es la progresía del PSOE, admite algunas críticas, tibias y timoratas, por eso ensalza a Llamazares y a su IU Abierta y por otro lado condena al ostracismo a los comunistas; por eso Público pone antes en portada un tweet de Llamazares que a Cayo Lara en un deshaucio, por poner un pequeño ejemplo. La obsesión de los socialdemócratas es el PCE. Llevaban muchos años tranquilos, pero ahora han tenido que volver manos a la obra.

A mí me gustaría que Juan se posicionara y me dijera si revolución o reforma, me gustaría que entrara en ese debate porque creo que si lo evita hablándonos de su bagaje crítico será tutto fumo e niente arrosto. No obstante, me veo obligado a hacer algunas aclaraciones para que no nos vayamos por los cerros de Úbeda, también porque efectivamente Juan las merece:

Como todo marxista que se aprecie, hago de la autocrítica una de mis banderas. Fue gracias a la autocrítica tras la derrota de la Comuna la que permitió al movimiento obrero rearmarse. Fue Lenin el que dijo que la autocrítica es lo que caracterizaba a un partido serio. Al respecto dijo Mao, si se me permite citarlo, que la autocrítica es el único método para la transformación social. ¿Qué quiero decir con esto? Que en absoluto tenemos miedo a la crítica y la autocrítica, por lo que nadie nos puede acusar de sectareos, cerrados o talibanes. Lo que no nos gusta es la crítica hecha para servir de carne cañón o la crítica hecha tan ingenuamente que sirva de carne de cañón a las aves de rapiña que esperan ansiosas cualquier descuido para despellejar a quien suponga un peligro, por leve que sea, al orden establecido.

Yo, personalmente, con todas las contradicciones posibles, me considero marxista-leninista (como las UJCE y como Pepe Díaz), pero esto, para el que no sepa muy bien de qué va la cosa, no quita que sea una persona abierta y útil (entiéndaseme, por favor). Con esto quiero decir que en mi propio blog o en mi propio Facebook pongo vídeos de personas como José Luis Sampedro, Vicenç Navarro o las intervenciones del propio Juan Torres en 59 segundos. Más que nada porque a día de hoy las considero necesarias para la conciencación social que lleve a la formación marxista y esta a la transformación social. Sin ir más lejos, fíjense lo que es la vida, hace ya 3 o 4 años Juan Torres acudió a mi Instituto a dar una charla sobre economía. Éramos muy pocos los estudiantes concienciados y además Iznalloz está dejado de la mano de Dios, por lo que agradecimos profundamente la charla. De hecho, este que escribe investigó por internet sobre Juan Torres y le mandó un correo electrónico dándole las gracias y la enhorabuena. Con esto quiero decir que no tengo ningún tipo de animadversión personal contra Juan Torres, al contrario, siempre le he tenido un gran respeto.

No hay sectarismo, no hay animadversión personal... ¿Entonces?

Lo que esconde esta pequeña polémica es lo que escondía la socialdemocracia y la mayor parte de la llamada Oposición de Izquierda en la URSS cuando decidieron aliarse con el imperialismo: el anticomunismo. Y hay dos tipos de anticomunismo: el de derechas y el de izquierdas. El de derechas es más común, lo sufrimos todos los días cada vez que algún iletrado se refiere a Cuba como una dictadura castrocomunista. El de izquierdas es más sutil y tiene que recurrir a cuestiones más angostas, ya que si alguien aparentemente de izquierdas descalificara de forma tan rastrera a Cuba, perdería mucho apoyo por parte de la izquierda internacionalista que ve en Cuba el faro que ilumina Latinoamérica. Por eso, el anticomunismo de izquierdas recurre a Stalin y concretamente al término “estalinismo”. Sin ir más lejos, en la misma página de Juan Torres vemos cómo vuelve la burra de nuevo al trigo al acusar en su entrada No he de callar a ciertos comentaristas como “estalinistas”.

En realidad el “estalinismo” ni existió ni existe, no es ninguna doctrina. Cuando el anticomunista dice “estalinismo” quiere decir marxismo-leninismo, el mismo que hizo de la URSS el Estado de obreros y campesinos que tanto miedo metió, mete y meterá al capitalismo en sus distintas formas. Ahora hablarán de los ignominiosos crímenes de Stalin, de las purgas, de los gulags, todo para desviar el debate. Pero el debate no es “estalinismo” o trotskismo, es revolución o reforma. Definitivamente Albert Escusa tenía razón en George Orwell y los orwellianos, cuando afirmaba que “estalinismo” es una palabra simplificadora y esquemática que sirve para ocultar la ausencia de argumentos.

Mucho me temo que volveremos a protagonizar aquella famosa escena de La vida de Brian (Terry Jones, 1979), es algo dramático a lo que está condenada la izquierda. Inevitablemente ahora desviarán el debate a “estalinismo” o trotskismo, porque es la historia de siempre, es la burra que vuelve al trigo, son los progres corriendo en círculos, somos nosotros, pobres de nosotros, buscando papas en un rastrojo de maíz.

Sin más, un fraternal saludo a todos los compañeros de la izquierda transformadora con los que convergemos a pesar de nuestras diferencias y discrepancias. Lo dijo Pepe Díaz: con la unidad venceremos. Y unidad no significa sumisión, significa no facilitar críticas en bandeja de plata al enemigo.

No puedo despedirme sin preguntarle al compañero Juan Torres si va a pedir la ilegalización de los partidos trotskistas por la violencia ejercida por Trotsky que podemos apreciar perfectamente en algunos de sus escritos:

(...) el terror asumirá formas muy violentas siguiendo el ejemplo de los grandes revolucionarios franceses. La guillotina estará lista para nuestros enemigos, no ya simplemente la prisión”.

Respuesta de Trotsky ante la protesta del VtsIk por detenciones y registros recogida en el Tomo I (La conquista y la organización del poder) de la serie La revolución bolchevique (1917-1923) del libro La historia de la rusia soviética de Edward Hallett Carr.

Los desertores del trabajo deberán ser incorporados a batallones disciplinados enviados a campos de concentración.”

Declaración de Trotsky en el IX Congreso del partido (29 de marzo-5 de abril de 1920) recogida en La lucha de clases en la URSS. Primer periodo, 1917-1923 de Charles Bettleheim.

Nuestras comisiones extraordinarias fusilan a los grandes propietarios, a los capitalistas, a los generales que intentan restaurar el régimen capitalista. ¿Percibís ese... matiz? ¿Sí? Para nosotros, los comunistas, es suficiente.”

El propio Trotsky en Terrorismo y comunismo, 1920.

Así como la lámpara, antes de extinguirse, brilla con una luz más viva, el Estado, antes de desaparecer, reviste la forma de dictadura del proletariado; es decir, del más despiadado gobierno, de un gobierno que abraza imperiosamente la vida de todos los ciudadanos”.

Ibídem.

lunes, 6 de febrero de 2012

Y vuelta la burra al trigo: los progres corren en círculos


Leía atentamente el artículo del reconocido economista Juan Torres titulado Frustrante Izquierda Unida y me salía una sonrisilla. La sonrisilla del que descubre que, efectivamente, sabía cuál era el final de ese enrevesado trhiller a mitad de película. Y no es que seamos muy listos, qué va, es que ellos son previsibles y malos guionistas. La misma historia de siempre. Cuando IU levanta cabeza o al menos demuestra que puede levantar cabeza, ahí están ellos con sus batiburrillos de injerencias externas criticando e indicando cuál es el camino que tiene que seguir forzosamente. Primero fue la Ley Electoral injusta y antidemocrática, cocinada en los despachos franquistas y pensada para que en España no se diera el caso italiano en el que el PC era la principal fuerza de izquierdas. Nos la colaron hasta que hizo tope.

Luego fue la famosa teoría de la pinza en los tiempos de Anguita, elaborada por los intelectuales orgánicos del grupo PRISA, grupo a merced del PSOE, por si alguien todavía no pilla la baina. A pesar de la campaña mediática de desprestigio, IU cosechó los mejores resultados de su historia, ya que, entre otras razones, entre la gente formada de izquierdas la teoría de la pinza causó más risa que miedo. Pero pasó el tiempo, los años, las campañas de desprestigio y no aguantamos la presión. Como reconoció el propio Anguita, fue la propia IU la que se creyó la teoría de la pinza. Nos metieron miedo, y miedo tiene quien no está convencido. Nos la colaron hasta que hizo tope. Otra vez.

Durante la época de Llamazares (un genio político según Juan Torres), IU gozó de muy buena salud mediática, se callaron los voceros de la pinza, casi se quedan en paro los juntaletras anticomunistas de El País y ya no había que soportar humillaciones como a las que nos sometían en Paradia Nacional. Qué alivio. Qué alegría. Qué lástima, eso sí, que perdiéramos en el camino a más de la mitad de nuestros votantes e incluso llegáramos al borde de la desaparición. Nos la colaron hasta que hizo tope. Otra vez.

Llamazares pasó a un segundo plano, volvió el PCE, IU dobló el número de votantes y apareció el refrito de acusaciones. El discurso de la pinza renovado, la maximización de los fallos -aunque sean insignificantes en comparación con los de los partidos que les pagan-, la exaltación de unas supuestas guerras internas o purgas que en muchos casos no son sino ejemplos de democracia interna y un largo etcétera. Nos la siguen colando, pero estamos a tiempo.

Estamos a tiempo de convertir a IU en un frente anticapitalista contra las políticas neoliberales aplicadas tanto por PP como PSOE. Porque ambos partidos están en la misma orilla, representan el mismo modelo, tienen los mismos jefes y los mismos asesores económicos. Estamos a tiempo de recuperar nuestra propia identidad. Porque, como dijo Anguita, algunos nunca han tenido claro si quieren hacer de IU un frente anticapitalista o un sostén del PSOE. Estamos a tiempo de recuperar apoyo social y electoral. Porque la gente quiere una IU valiente y soberana para tomar decisiones sin miedo a lo que diga la opinión mediática.

Las conquistas en pro de la clase obrera conseguidas por los reformistas se cuentan con los dedos de la mano. Eso lo saben ellos. Eso lo sabe Juan Torres. Pero hay que entenderlos ya que en nombre de la izquierda hay muchas personas que viven de este mismo sistema que aparentan combatir pero que tan sólo quieren parchearlo o reformarlo. Y parchear o reformar el capitalismo es como poner corbata y prohibirle decir tacos a un asesino en serie: estará más presentable, sí, pero seguirá siendo el mismo asesino en serie.

IU tiene muchos fallos, tiene a sus espaldas errores históricos, tiene muchísimo por mejorar, pero sólo si IU da la talla principalmente en la calle, podremos organizar una respuesta eficaz ante la ola de recortes y privatizaciones que están por venir. Es tarea de los propios militantes de IU reorientar la dirección hacia la lucha y la movilización, del mismo modo que es tarea de los propios militantes de IU corregir los errores cometidos y por cometer. De quien no es tarea es de aquellos que desde la tribuna pretenden moldear según sus intereses un movimiento político y social que no les pertenece.

En IU hacen falta comunistas, anticapitalistas, revolucionarios, no reformistas ni socialdemócratas, llevamos demasiado tiempo viendo a dónde nos conducen éstos y la moderación política.

Como dice Javier Parra, concejal de EU en Paterna, menos Keynes y más Lenin.

José Luis Sampedro: "No hay democracia en España"

''Lo que llaman la opinión pública es una opinión mediática. Una opinión creada por la educación, y por los medios, ambas instituciones a favor del poder. El poder controla la educación y controla los grandes medios, es así de simple''

jueves, 2 de febrero de 2012

Impresionantes intervenciones de J. C. Monedero en Granada

Los pasados 25 y 26 de noviembre tuvieron lugar en Granada las X Jornadas Republicanas Federales. Yo tuve el placer de asistir a la de Julio Anguita, cuyas intervenciones se pueden ver aquí (final), aquí y aquí, pero a las de Monedero no pude. Lo que nos perdimos (a partir del minuto 25):



Para ver el resto de intervenciones, todas muy recomendables id aquí.

Juan Pinilla canta a Manuel Fraga

Estoy en Twitter

Archivo