miércoles, 16 de enero de 2013

Rosa Luxemburgo dijo...



"Temperamentos sensibles lamentarán, una vez más, que ‘los marxistas se combatan entre sí’, que se ataque a ‘autoridades’ prestigiosas. Pero el marxismo no es una docena de personas que se conceden unas a otras el derecho a actuar de ‘expertos’, y ante los cuales la masa de los creyentes haya de morir con ciega confianza.

El marxismo es una concepción revolucionaria que pugna constantemente por alcanzar nuevos conocimientos, que odia, sobre todas las cosas, el estancamiento de las fórmulas fijas, que conserva su fuerza viva y creadora, en el chocar espiritual de armas de la propia crítica y en los rayos y truenos históricos."

En “Una anticrítica” (1916), publicada como apéndice en su obra La acumulación del capital.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Comentar

Estoy en Twitter

Archivo