viernes, 31 de diciembre de 2010

Feliz año nuevo!


Con esta elegante imagen de la mayor de las Antillas y unas pocas palabras  me despido de vosotros hasta el año que viene... Hasta dentro de un par de días.

Por cuestión de tiempo-espacio se me hace imposible hacer un balance de este 2010, ya que los atentados gubernamentales que hemos vivido de primera mano aquí en este nuestro país han sido inconmensurables. No obstante, en este sitio no cabe el derrotismo, así que este año lo despediremos como empezaremos el siguiente: protestando y luchando. A la vuelta de la esquina tenemos otra Huelga General, no cejaremos un sólo ápice en nuestra actitud hasta que el Gobierno desista en su actitud antiobrera. Es más: no cejaremos un sólo ápice en nuestra actitud hasta que el Gobierno -representado en sus dos facciones, PP y PSOE- dimita o, en caso contrario, sea derrotado pacíficamente si fuese posible o mediante las armas en un ejercicio de justicio poética y amor a la humanidad; hasta que el Rey abdique y el aliento del pueblo en su nuca -en forma de guillotina- lo obligue a huir por patas hacia Francia, como a su abuelo; hasta que, resumiendo, España sea un país del cual sentirse orgulloso, en el que no quepan resquicios del franquismo y en el que impere la justicia, la igualdad, la libertad y la fraternidad entre pueblos.

Muchas gracias a todos los que han seguido y siguen este blog, es todo un orgullo para mí ver que este último mes, por ejemplo, he tenido más de 5.000 visitas con poca más que nada publicidad. Prometo más actividad, más reflexiones, más películas y mucha más música para este 2011.

Pasadlo bien y bebed mucho, pero sólo si no conducís!

jueves, 30 de diciembre de 2010

Pablo Hasél, Banquete de larvas (adelanto)


"Adelanto/aperitivo de mi próximo trabajo largo "POLVO Y CENIZA" Grabado en Boleskine Records con instrumentales de Marc Hijo de Sam, Alberto mejías, Carl Gullagger y un par de internet."

Pablo Hasél vuelve a abrirse en canal para ofrecernos un adelanto de lo que será su próximo trabajo de larga duración, Polvo y ceniza. Cabe esperar que siga la misma línea de este adelanto, por lo que nos espera una maqueta cargada de sentimentalismo, profundidad, pureza y, en definitiva, sinceridad.

Aquí dejo el primer tema del adelanto, La azotea acogedora donde tiemblo, cuyo final, por cierto, me suena pero desconozco su origen, así que si alguien sabe de quién o de dónde es, que lo diga. Se agradecería.

lunes, 27 de diciembre de 2010

Política, Estado y legitimidad en Max Weber

Cuando hablamos de Max Weber, hablamos de uno de los sociólogos y politólogos -entre otras facetas- más influyentes de los últimos tiempos. Del mismo modo, cuando hablamos de Max Weber no nos podemos olvidar de una de sus obras más famosas, La política como vocación, cuya tesis acerca del Estado y su definición como «monopolio de la violencia» estudiaremos a continuación.

A pesar de su vigencia, Max Weber es uno de los sociólogos más denigrados tanto por la izquierda como por la derecha, y razones no faltan; algunas de sus ideas fueron incorporadas por los nazis en el corpus de su propaganda legal, y su anticomunismo le valió feroces críticas por parte de los marxistas alemanes de entonces. Sin embargo, un análisis desapasionado de algunas de sus obras nos revela que muchas de sus ideas son dignas de estudio.

  • Definiciones de política según Weber
Weber empieza definiendo política como “cualquier género de actividad directiva autónoma”, sin embardo advierte que esta definición es “extraordinariamente amplia”. Él mismo, a continuación, para demostrar la amplitud de esta definición, pone ejemplos de lo que serían diversas formas de política; la política de divisas de los bancos, la política de descuento del Reichsbank, de la política de un sindicato en una huelga, etc.

No obstante, más adelante ciñe de manera más estricta la definición de política a “la dirección o la influencia sobre la dirección de una asociación política, es decir, en nuestro tiempo, de un Estado”.

Aunque pueda parecer lo contrario, estas dos definiciones no son contradictorias, se complementan, pero a nosotros nos interesa la segunda definición más estricta; aún así, un ejemplo de “actividad directa humana” como la política de un sindicato en una huelga está estrechamente ligada con la segunda definición más estricta: los sindicatos, como por ejemplo los españoles hace pocas semanas, con su política y su propuesta de huelga intentan influenciar sobre la dirección de una asociación política de un Estado. En el caso concreto español, los sindicatos pretendían influenciar al Gobierno, hasta el punto de que éste cambiara de actitud y virara hacia la izquierda en su política antiobrera.

Una definición más clara, entendiendo las anteriores, es la que da a continuación y que tomaremos como definición fetén a la hora de abordar el concepto de política: “Política significará, pues, para nosotros, la aspiración a participar en el poder o a influir en la distribución del poder entre los distintos Estados o, dentro de un mismo Estado, entre los distintos grupos de hombres que lo componen”.

El ejemplo anteriormente expuesto de los sindicatos y su política de huelga es un claro ejemplo: los sindicatos y los partidos políticos que convocaron la huelga aspiraban a participar en el poder o a influir en la distribución del poder en su diversas formas como, en este caso, la política económica del Gobierno.

  • Definiciones de Estado según Weber
Antes de entrar a definir el concepto de Estado, Weber explica la estrecha relación histórica entre éste y la violencia, apelando a la autoridad de Trotsky y legitimando sus palabras: “Todo Estado está fundado en la violencia”.

A continuación define primeramente Estado como “aquella comunidad humana que, dentro de un determinado territorio (el territorio es el elemento distintivo), reclama (con éxito) para sí el monopolio de la violencia física legítima”. Esta definición hace especial hincapié en el uso de violencia, que estará presente en todos los Estados, pero no siempre como piedra angular o como única condición, por lo que a continuación adapta esa definición a los tiempos modernos: “Estado es aquella comunidad humana que, dentro de un determinado territorio (el territorio es el elemento distintivo), reclama (con éxito) para sí el monopolio de la violencia física legítima”. Para acabar definiendo Estado como “relación de dominación de hombres sobre hombres, que se sostiene por medio de la violencia legítima (es decir, de la que es vista como tal)”.

Como podemos observar, hay un elemento clave para entender todas las definiciones dadas de Estado: la violencia. Entendiendo esto, no parece tan descabellada aquellas palabras de Stalin que afirmaban que “la violencia es el único medio de lucha, y la sangre el carburante de la historia...".

No obstante, creo igual de importante tanto hoy como ayer, la apreciación de la violencia como violencia legítima; si se dan medios pacíficos y legales posibles para un cambio justo y democrático, la violencia carece de sentido, carece de legitimidad. En cambio, si la única vía para un cambio justo y democrático es la violenta porque toda posibilidad de diálogo y de métodos pacíficos y “legales” son suprimidos por el Estado opresor, dicha violencia es legítima.

  • Tipos de legitimidad según Weber
Según Weber, para que el Estado subsista necesita de la acatación de la autoridad de los que ostenten el poder del Estado por parte de los dominados. Para esto, el Estado se debe legitimar, y según Weber hay tres tipos de legitimidad:

Legitimidad basada en la tradición: La legitimidad del “eterno ayer”. La legitimidad de “la costumbre consagrada por su inmemorial validez y por la consuetudinaria orientación de los hombres hacia su respeto”. Un claro ejemplo de esta legitimidad es la que ostenta, sin ir más lejos, la Iglesia, y concretamente el catolicismo, en España. Parte de la vigencia de esta institución se basa en la tradición, en el “glorioso” pasado español catolicista. Baste decir que en el último siglo XX España padeció una dictadura “nacionalcatolicista” durante cuarenta años. Es evidente que resquicios de esta historia, de esta mentalidad, todavía quedan hoy mismo.

Legitimidad basada en el carisma: “Es esta autoridad carismática la que detentaron los profetas o, en el terreno político, los jefes guerreros elegidos, los gobernantes plebiscitarios, los grandes demagogos o los jefes de los partidos políticos.” Sin ir más lejos, la dictadura más cruel del pasado siglo XX la ejerció Hítler gracias a su “carisma”, a su poder de atracción, a su capacidad persuasiva a la hora de atraer, en forma de mentira o demagogia, al pueblo. Este carisma ha de ser seductor y ha de transmitir confianza y seguridad al pueblo. Un ejemplo más cercano de líder carismático es Felipe González, ex-presidente del Gobierno y ex-Señor X, que supo camelarse a la población española, prueba de ello es que a día de hoy ostenta un gran prestigio, a pesar de que su etapa como presidente fue oscura como una noche de tormenta.

Legitimidad basada en la legalidad: Basada en “la creencia en la validez de preceptos legales y en la competencia objetiva fundada sobre normas racionalmente creadas, es decir, en la orientación hacia la obediencia a las obligaciones legalmente establecidas. Basada, en definitiva, en unas leyes, unas normas, que sean aceptadas como legítimas. En España tenemos un claro ejemplo de legitimidad basada en la legalidad: la Constitución. En España, la Constitución es una obra indiscutible, inapelable, magnánima, paradigmática, a la cual acudir en caso de que alguien se salga del redil establecido...

Ascensor para el cadalso (Ascenseur pour l'Echafaud) (Louis Malle, 1957)


Julien Tavernier, héroe de la guerra de Indochina, trabaja para el industrial Simon Carala, y es el amante de su esposa, Florence. Para poder vivir juntos, los amantes deciden matar al marido de modo que parezca un suicidio, pero ocurre algo que no estaba previsto. El director francés Louis Malle, tras codirigir con Bresson "Un condenado a muerte se ha escapado", y con Jacques Cousteau "El mundo del silencio", se estrena en la dirección en solitario con este policiaco basado en la novela de Noël Calef.

Descargar: Partes: 1 - 2 - 3 - 4

Charlotte y su Jules (Jean-Luc Godard,1960)


Un hombre recibe la visita de su ex novia e intenta reconquistarla. Claro que él no sabe que ella solo volvió a buscar su ...

Godard homenajea a Jean Cocteau en este corto en que retoma con el mismo tono agridulce a su personaje de Charlotte de Charlotte y Véronique o todos los chicos se llaman Patrick. Todo se desarrolla en el interior de un apartamento en que la continua verborrea de Jean, novio de Charlotte, le hace mil y un reproches a ella porque no le hace suficiente caso. Ella, con sonrisa irónica, y haciendo burla a sus espaldas de un modo ambiguo, acaba sorprendiéndonos con su frase final, en que explica su aparición en el apartamento. El mismo año de ese corto, Jean-Paul Belmondo hizo para Godar Al final de la escapada.

L'Opéra-Mouffe (Agnès Varda, 1958)


Detrás del Panthéon, en París, entre las iglesias de St-Etienne-du-Mont y St-Médard, la calle Mouffetard atraviesa un barrio al que da nombre: la Mouffe. L'Opéra-Mouffe es el cuaderno de notas de una mujer embarazada en este barrio de la calle Mouffetard. Composición surrealista sobre los temas de la vida, del amor y la muerte a través de una serie de retratos reales o imaginarios y de potentes imágenes, sobre una música de Georges Delerue.

Descargar: Partes: 1 - 2 - 3 - 4 - subtítulos

Les tmistons (Los mocosos) (François Truffaut, 1957)


El cortometraje se inicia con una Bernadette Lafont paseando en bicicleta por toda la ciudad. Unos mocosos aparecen en escena, da la impresión que la hubieran estado siguiend.

Descargar: Partes: 1 - 2 - 3 - subtítulos

Un condenado a muerte se ha escapado (Robert Bresson, 1956)


Abril 1943: Fontaine, un joven de 27 años miembro de la Resistencia francesa que lucha contra la ocupación nazi, es arrestado por a la Gestapo para ser interrogado.

 Descargar: Partes: 1 - 2 - 3 - 4 o ver directamente online

Manual para unir archivos .001, .002, etc. aquí

Noche y niebla (Nuit et Brouillard) (Alain Resnais, 1955)


Doce años después de la Liberación y del descubrimiento de los campos de concentración nazis, Alain Resnais entra en el campo desierto de Auschwitz. Lentos travellings en color sobre la arquitectura despoblada, donde la hierba crece de nuevo, alternan con imágenes de archivo (en blanco y negro, rodadas en 1944) que reconstruyen la inimaginable tragedia que sufrieron aquellas personas y los causas y consecuencias de los mismos, desde el advenimiento del nazismo y la deportación de los judíos, hasta el juicio de Nuremberg.

La pointe courte (Agnès Varda, 1954)


La película se divide en dos segmentos: el primero se compone de secuencias de la vida cotidiana del pueblo pesquero de La Pointe Courte. En el segundo se dibuja la relación de una pareja. Él es del pueblo, mientras que ella es parisina, en un momento en el que el destino de ambos parece tomar un rumbo diferente.

Diario de un cura rural (Robert Bresson, 1950)


Film inspirado en la novela homónima de Georges Bernanos. Un joven sacerdote llega a una pequeña localidad del norte de Francia, donde se hace cargo de su primera parroquia. A pesar de que desarrolla sus labores sacerdotales con diligencia y humildad, es ignorado e incluso rechazado por sus vecinos. Convencido de que ha fracasado como pastor de almas, sufre una profunda crisis de fe. En estas circunstancias, tendrá que afrontar, además, una grave enfermedad.

Descargar: Partes: 1 - 2 - subtítulos

Tutorial para aprender a unir archivos .001, .002, etc. aquí

La sangre de las bestias (Georges Franju, 1949)


Le Sang des bêtes (en español "La Sangre de las bestias") es un documental corto francés, de 1949, escrito y dirigido por Georges Franju. Fue el primer filme de Franju y está narrado por Georges Hubert y Nicole Ladmiral. El filme está incluido en The Criterion Collection para Eyes Without a Face (1960). El documental de Franju contrasta las pacíficas escenas de los suburbios parisinos con escenas de un matadero. El filme documenta la matanza de un caballo, ovejas y terneros. Una vez el caballo es aturdido por una pistola aturdidora de bala cautiva, es sangrado y descuartizado. El filme es narrado sin lenguaje emotivo.

Le silence de la mer (Jean-Pierre Melville, 1949)


Narra las relaciones de convivencia que se establecen entre un afable oficial nazi, un anciano y la sobrina de éste, cuando los tres deben compartir alojamiento durante la ocupación alemana en Francia.

Descargar: Partes: 1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6 - 7 - 8 - subtítulos

domingo, 26 de diciembre de 2010

Operación Ogro (Gillo Pontecorvo, 1979)


Un hombre y su mujer se encuentran en una casa del País Vasco y allí recuerdan su pasado. En su juventud, él y otros tres hombres integraron un comando cuya misión era secuestrar al almirante Carrero Blanco, para intercambiarlo por presos políticos. Pero cuando se disponían a cumplir sus objetivos, la víctima fue nombrada Presidente del Gobierno y cambiaron sus planes. Ahora, él se está muriendo y es el único que sigue siendo partidario de la lucha armada. Sus antiguos compañeros piensan ahora que, en democracia, los sistemas de lucha son otros

jueves, 23 de diciembre de 2010

El artisteo español me deprime...


Trago saliva, aprieto los dientes y me cargo de valor: me dispongo a entrar en Elpais.com, web de ese diario panfletario y servil, perteneciente a ese monopolio lleno de fascistas como Ricardo Díez Hochleitner llamado PRISA. Iba en busca de una frase del día o alguna noticia surrealista merecedora de mención, y anda que he tenido que indagar buscando las típicas declaraciones de un concejal de urbanismo de algún recóndito pueblo... 

"22 figuras clave de la cultura respaldan la 'ley Sinde': Después de que cineastas, escritores y músicos se hayan levantado contra los políticos por no sacar adelante la ley Sinde, EL PAÍS ha recogido la opinión de 22 figuras de la cultura acerca de los efectos que tendrá sobre la creación española el abandono del proyecto de cerrar páginas web por autorización judicial."

Entre las 22 figuras "clave" de la cultura, encontramos personajes como Savater, acusado no sin razones de filofascista, o Alejandro Sanz, todo un prototipo de patriota español -igual que Marta Sánchez- que vive y paga impuestos en Miami. Del resto de miembros de la lista hay poco que destacar, pues la mayoría son artistillas ricachones que piensan más en hacerse más ricos que en el resto de problemas muchísimo más importantes que asolan su país y el mundo, como por ejemplo el paro, el hambre y la miseria. ¿Dónde están los artistillas cuando hacen falta? ¿Dónde están los artistillas cuando hay que luchar contra el paro, la miseria, el hambre en el mundo o la guerra de Afganistán? ¿Dónde estaban los artistillas el 29-S? Pues responderé yo: tumbados a la bartola en sus lujosas casas, ya que muchos de ellos pertenecen a la progresía servil de la ceja, y tanto la cultura como la justicia se la refanfinflan, a ellos sólo les importa la pela.

Un dato tan curioso como morboso es que en este mismo blog albergo películas de algunos de los quejicas de la lista, como por ejemplo de Isabel Coixet, cuyas grandes películas Mi vida sin mí y La vida secreta de las palabras se pueden descargar aquí y aquí.

Si algún día me cerraran el blog por aquello de difundir películas, sin ánimo de lucro ya que no tengo ni un solo banner, os aseguro que tendría noticias de mí tanto el entorno del Gobierno como el entorno de los chupópteros de la SGAE y sus artistillas.

Nota: La imagen que encabeza esta entrada es de Isabel Coixet que, muy revolucionaria ella, luce una estrella roja en la chaqueta. Supongo que para realizar los spots para el PSOE en 2008 se la quitaría, ¿no?

Una profunda reflexión sobre rap

El rap que se precie como tal, es decir, el rap bueno, en condiciones, ha de ser un rap que cuando lo estás escuchando y se acerca tu madre, tienes que quitarlo dado el contenido explícito de éste.

Un claro ejemplo de rap explícito:


Un claro ejemplo de pop a ritmo de rap, es decir, de no rap:




Si tú haces rap de verdad, explícito, corres el riesgo de ir a la cárcel pero serás una persona de verdad y, en algunos casos, puedes tener detrás un ejército de obreros dispuesto a inmolarse por ti y por la causa. Por otro lado, los principales contras son que venderás poco y no llegarás al corazón de las pijas, dada la complejidad de éstas.

Si tú haces pop a ritmo de rap, los pimpines de HHGroups descargarán mucho tu maqueta y puede que algún día una multinacional venga a por ti, te ofrezca la posibilidad de sacar discos y salir guapetón en videoclips. Por otro lado, los principales contras son que en tus conciertos sólo habrá quinceañeras y que en breve tiempo serás un juguete roto que pasará al más triste de los olvidos.

PD: El contenido explícito del rap no tiene por qué ser necesariamente "antisistema" en su estricta definición política. Un claro ejemplo de rap explícito y no por ello político:

miércoles, 22 de diciembre de 2010

La Ley Sinde: cuando el PSOE se convirtió "más fascista que los fascistas"

En realidad el título es incierto, pues resulta difícil situar cuándo el PSOE se convirtió, tal y como dijo un conocido mío mayor y acérrimo del PSOE, "más fascista que los fascistas". Esta expresión se me quedó grabada por su significado y por quien la dijo, a propósito de la pasividad y connivencia del Gobierno ante la suspensión del juez Garzón por investigar crímenes del franquismo.

Ley tras ley, vemos el viraje del PSOE hacia la derecha más rancia y carpetovetónica, superando incluso a ese partido neofranquista llamado PP. La Ley Sinde, que pretende instaurar la censura entre otras anedoctillas, es un ejemplo más. Dicha ley, quiere dar derecho, legitimidad al Gobierno para cerrar cualquier página web que "atente contra la propiedad intelectual", tutelado además por las grandes industrias. No sería un juez, sino el Ministerio quien decidiría qué es delito y qué no es delito. Ya, no tiene sentido y suena a pitorreo, pero nuestro Gobierno es así de chirigotero.

Por suerte de todos los que abogamos por la cultura libre, la Ley sólo fue apoyada anoche en el Congreso por el Gobierno, fue rechazada con 20 votos en contra -18 a favor. En contra de esta ley de carácter profundamente derechista, permítaseme el vulgarismo, encontramos a partidos como CiU o el mismísimo PP. Atentos porque el panorama es el siguiente: el PSOE, ese partido socialista y obrero, ha llegado al punto de promover unas leyes derechistas de las que hasta los derechistas de toda la vida reniegan.

Por suerte en este panorama no todo es tan desolador, en estos días los internautas activistas han realizado una serie de protestas y actividades a cual más plausible como por ejemplo bloquear las páginas de la SGAE, el Congreso y partidos políticos. Es curioso, pero esta Ley ha llegado y ofendido más a la juventud del pueblo llano que la reforma laboral o demás atentados gubernamentales. En cualquier caso, esta es una lucha justa y hay que llevarla a cabo hasta el final, hasta que el Gobierno, y sus lacayos como la SGAE  o Alejandro Sanz, desista en su actitud privatizadora, censora y, en definitiva, derechista.

Cultura 1 - Usura 0

martes, 21 de diciembre de 2010

Comentario de La sal de la tierra (Herbert J. Biberman, 1954)



INTRODUCCIÓN

La sal de la tierra no pasó a la historia como película sobresaliente por sus técnicas cinematográficas. Ni su director, ni su guionista, ni su productor, ni sus actores pasaron a la historia por sus capacidades técnicas a la hora de colaborar en esta película.

La sal de la tierra pasó a la historia por razones bien distintas y por razones, a mi juicio, infravaloradas: por ser una de las pocas películas que consiguen representar un drama social de forma realmente realista -sus protagonistas no son héroes, son personas, son trabajadores- y a su vez, de forma enternecedora y esperanzadora, con un mensaje de unión, solidaridad y lucha por la igualdad como trasfondo.

CONTENIDO

Está película, rodada en Bayard, Silver City y Grant County (Nuevo Méjico/EEUU) y LA (California), está basada en hechos reales. La acción se desarrolla en torno a una mina de zinc de la localidad de Silver City (Nuevo México).

Los mineros, protagonistas de la huelga y por tanto de la película, vivían en condiciones infrahumanas, explotados, carentes de derechos y segregados de forma racial; los mineros “anglos” disfrutaban de más derechos que los mineros nativos. Es en esta situación de injusticia cuando cae la gota que colma el vaso y precipita la insurrección pacífica de los mineros: otro minero nativo vuelve a sufrir un accidente por trabajar solo (los “anglos” no trabajaban solos). Sumidos en la desesperación, los mineros nativos se cargan de valentía e inician una huelga con el fin de mejorar las condiciones laborales, siempre bajo el pretexto de igualdad.

La película, que mezcla la ficción y la realidad, la historia colectiva y la personal (nos sitúa a Ramón y Esperanza como los protagonistas principales, pero siempre arropados por el resto de compañeros) nos muestra cómo los mineros a duras penas consiguen resistir, obligando a la policía -vestida de brazo armado del explotador- a mover ficha. Ésta se inventa leyes y medidas para que los trabajadores no puedan ejercer su inalienable derecho a la huelga.

Esta primera parte en la que sólo los mineros son los protagonistas principales, representa un ejercicio de unión y lucha colectiva, pero también muestra a las trabajadores como trabajadores de una época atrasada, conservadora y retrógrada en algunos aspectos. El director no intenta disfrazarlos de superhéroes, es realista, y por eso podemos ver cómo las mujeres no sólo sufren por parte de los explotadores, de los patronos, sino también por parte de sus maridos.

En la segunda parte de la película, con los mineros en jaque, entran en escena las mujeres. Lejos de quedarse en casa resignadas y derrotistas, se cargan de astucia y valor y comunican al Sindicato su táctica de hacer ellas la huelga -sólo se les prohibió a los mineros-, y éste acepta con recelo -la mayoría de mineros no estaban de acuerdo- la propuesta. A las reivindicaciones primeras de mejoras laborales, las mujeres añaden otras de índole sanitarias como por ejemplo el abastecimiento de agua corriente potable.

Esta segunda parte en la que las mujeres abandonan el segundo plano, representa un ejercicio de lucha por la igualdad no sólo en el ámbito laboral (nativa o extranjera es la misma clase obrera), sino en el ámbito sexual: primero las mujeres logran que los hombres las escuchen, logran el derecho a participar en la huelga y además contribuyen de manera decisiva en el desarrollo y en el final de ésta. Mientras tanto, logran hacerse respetar, tanto a ellas como a sus trabajos infravalorados de amas de casa (en su ausencia, los hombres han de ejercer de amas de casa y se dan cuenta del esfuerzo que conlleva). Aunque para mí, su mayor logro es demostrar que la lucha por los derechos de los trabajadores no entiende de sexos.

En la parte final de la película, la policía, contra las cuerdas, lanza la ofensiva de encerrar a las mujeres más destacadas. Sin embargo, esa táctica resulta contraproducente, ya que las mujeres demuestran aún más valentía y más entereza: luchando unidas consiguen que las excarcelen. Con la policía en jaque, se produce la última ofensiva de ésta: intenta desahuciar a Ramón y Esperanza, pero los trabajadores en un último esfuerzo se oponen colectivamente, sin distinción de sexos, haciendo retroceder y desistir a la policía y sus protegidos, los patronos explotadores, demostrando que la unión del rebaño hace que el león se quede con hombre.

INTENCIONALIDAD

Esta película no es una película vacía, ya que, como he apuntado anteriormente, en ella impera la intención de describir un problema social con un mensaje como trasfondo. El autor nos intenta trasladar a una sociedad que, lamentablemente, podría haber sido prácticamente cualquier lugar del mundo.

Una vez puestos en situación, el autor intenta mandarnos principalmente dos mensajes:

El primero es una denuncia clara a la explotación patronal, que reduce al obrero a una situación de semiesclavitud; a brazos, a números, como diría Eduardo Galeano[1]. Nos muestra la crudeza con la que son sometidos los trabajadores y las condiciones en las que vivían -y lamentablemente siguen viviendo en algunos lugares del mundo.

El segundo es un mensaje de unión y de igualdad dentro de las clases explotadas. El autor nos dice que sólo uniéndonos, sin distinción de razas y sexos, podremos luchar por nuestros derechos. En caso contrario tendríamos que luchar contra dos tipo de opresión: la del explotador y la nuestra. Por otra parte, la película, que es un claro homenaje a la lucha por los derechos humanos, no se olvida de las que más discriminación sufren: las mujeres.

Así, la película contiene un claro mensaje feminista: nos dice que las mujeres también han de luchar por nuestros derechos, ya que ellas -independientemente del trabajo que ejerzan también sufren la explotación, de hecho, en la mayoría de los casos más que los hombres. La lucha por parte de las mujeres es necesaria e imprescindible y el autor nos lo muestra con esta historia: si no llega a ser por las mujeres, la huelga habría sido abortada. Sólo mediante la unión y la igualdad la clase trabajadora conseguirá su emancipación. Así nos lo muestra la historia y así nos lo muestra Herbert J. Biberman en La sal de la tierra.

Cabe recordar que dicho mensaje le costó a Herbert J. Biberman estár en el punto de mira[2] del macarthismo[3], siendo incluido en “la lista de los diez de Hollywood”, acusado de subversión.

CONTEXTO HISTÓRICO

La película está ambientada en Nuevo México, en los años cincuenta, concretamente en 1951, cuando se produjo la huelga minera en la localidad de Silver City. La década de los cincuenta -como las anteriores y posteriores- son décadas de oscurantismo social en todos los ámbitos. México era un país saqueado por el colonialismo y utilizado por el imperialismo -lamentablemente México sigue siendo un aliado estratégico de EE. UU.-, por lo que no gozaba de ningún tipo de soberanía y de ningún tipo de bienester social.

Si alzamos miras, los años cincuenta fueron años de crisis, tan sólo hacía dos décadas del Crack del 29 y una Guerra Mundial acababa de destruir buena parte del mundo. Para más inri, el mundo quedó dividido en dos en plena Guerra Fría y tan sólo en los países del Este parecían progresar los derechos de los trabajadores.

Desgraciadamente, el desolador panorama que vivían los mineros huelguistas en la película, era el panorama común que tenía que soportar la clase trabajadora en prácticamente cualquier país capitalista en vías de desarrollo. Y más aún en esa época en la que los trabajadores no habían conquistado los derechos más básicos y fundamentales que disfrutan los trabajadores de hoy en día en la mayor parte del mundo.

Por otra parte, la película tuvo serios problemas a la hora de su estreno: sólo trece salas en todo el país se atrevieron a exhibirla, desafiando las amenazas de la IATSE (International Alliance of Theatrical Stage Employes)[4], ya que para los “americanistas puros” (capitalistas), representaba un atentado hacia los valores del “americanismo” (capitalismo). No obstante, a posteriori Danny Peary[5] afirmó que el mensaje de La sal de la tierra era "más pro-humanista que anti-americano. No hace ningún llamado a la revolución sino que reclama el fin de la explotación y de todas las formas de discriminación". ¿Quizá sea anticapitalista luchar contra la explotación y la discriminación? En cualquier caso, Herbert Biberman, como otros tantos artistas, sufrió el macarthismo por el mero hecho de ser una persona comprometido con los más débiles.

A día de hoy, tenemos que decir que tanto México como el resto de países del mundo, no ha prosperado lo suficiente y seguimos teniendo problemas de hambre, pobreza, desempleo, accidentes laborales, etc. Sin ir más lejos, en México se producen al día cuatro accidentes laborales mortales[6] y según la FAO (Organización para la Agricultura y la Alimentación ) “más de 20 millones de
mexicanos se encuentran en pobreza alimentaria”[7], y a nivel mundial “800 millones de personas que sufren de hambre”, según apunta el mismo informe.

Sigue siendo, por tanto, igual de imprescindible la lucha por la conquista de los derechos de la clase trabajadora. Una lucha basada en los mismos principios que Herbert. J. Biberman intenta fomentar en La sal de la tierra: la unión, la igualdad y la solidaridad.

CONCLUSIÓN

Una película imprescindible para cualquier amante del buen cine, y sobre todo para los amantes del realismo social. Una película de notable alto a pesar de sus precarios medios y a pesar de que la mayoría de los actores no eran profesionales. Una película que pasará a la historia por su enorme mensaje y por su enorme capacidad para transmitir e incluso conmover. Una película cuyo director pasará a la historia por su valentía a la hora de abordar temas escabrosos como éste, y más en el contexto de oscurantismo ideológico que le tocó vivir.

El mensaje de La sal de la tierra sigue tan vigente y tan necesario como entonces. La clase trabajadora debe luchar por materializarlo. La clase trabajadora, en estos tiempos de oscuridad, será la antorcha que alumbre el camino. La clase trabajadora ha sido, es y será la sal tierra.


------------------

[1] La vida según Galeano, Capítulo 8 (Los Nadies). Serie de televisión emitida por canal Encuentro (Argentina).

[2] Punto de mira (Karl Francis, 2000). Película que relata la “caza de brujas” a la que fue sometido Herbert J. Biberman como otros tantos artistas comprometidos, acusados de comunistas.

[3] Periodo bajo el mandato de Joseph McCarthy en el cual se produjo la “caza de brujas”: denuncias y acusaciones de subversión, “antiamericanismo”, etc. a cualquiera que se saliera del redil establecido, del pensamiento único. Magistralmente representado en Buenas noches, y buena suerte (George Clooney, 2005).

[4] Alianza de Sindicatos que representa a varios oficios de cine, afiliada a la AFL-CIO, con más de 20 sindicatos locales en Hollywood.

[5] Prestigioso crítico, nacido en Virginia (1949). Estudió cine en University of Southern California y ha escrito numerosos libros sobre el séptimo arte de relativa relevancia.


"La sangre de los poderosos es la venganza de los pobres"

Reconozco que nunca me han gustado ni las chirigotas ni las comparsas ni nada relacionado con el carnaval, más que nada porque no me hacía gracia. Sin embargo, hace poco unos amigos me engancharon a alguna que otra comparsa que, más que hacerme gracia, me parecían interesantes algunas de sus letras.

Fui escuchando y me cercioré de que las comparsas con letras más comprometidas eran las de un tal Juan Carlos Aragón. Luego di con la que considero la más interesante de todas: Los parias. Esta comparsa consiguió en 2006 el 4º puesto y como casi con todas, Aragón consiguió generar gran controversia entre el público y el jurado.

Aquí el mejor tema que he escuchado hasta el día de hoy de una comparsa: el Popurrí de Los parias.


Yo sé que algún día la calle, el reino de la calle donde di mi palabra no tendrá más gobierno que la libertad. Los reyes tendrán su castigo, canallas y mendigos, mis amigos rebeldes clavarán la bandera de la libertad; los esclavos y los pobres pisarán tierra santa, y se fundirán todas las razas, todas menos la blanca; el sueño del universo ganará la partida final, y todos los diamantes del fondo de la tierra como si fueran coronas sobre nuestras cabezas caerán, y apagará un océano el fuego de la guerra.

Oh! revolución de la humanidad eres la última esperanza de los parias y sé que un día llegarás a caballo de la ley de la desobediencia como un huracán que sale de los corazones, de la infinita resistencia, la voz pasiva de la violencia de nuestras voces. 


La sangre de los poderosos, es la venganza de los pobres.

Oh! revolución de la humanidad, eres la última esperanza de los parias y sé que algún día llegarás.


Tengo una duda compañero, a ver si alguien con dinero sabe decirme por qué la plata te arruina el alma, la soledad no te abandona, se te retira la calma y te hace malvada persona.
Ricos, y son pobres convencidos de que el llanto y el olvido nunca les retorcerá, y mientras los cuernos les salen como la mayor de sus joyas aprenden desde chavales a ser formales, ¡gilipollas!
 

Si voy a ser como ellos morirme pobre prefiero.
 

Desde siempre llevo a donde voy como mi segunda bandera, al primero de los continentes, el nuevo para los de afuera, donde aprendí la palabra, donde nació la canción, donde Sandino y Guevara, donde la revolución, donde el calor se derrama, donde tomaban café, entre la selva y la Habana, negros iguales que usted.

Cinco siglos lleva sudamérica bailándole al tirano, si los españoles fueron crueles, peor los norteamericanos.
 

Va por el gaucho, va por la Pampa, va por el río del Amazonas, va por Neruda y va por Martí, va por Allende, por Santiago, va por el indio, por el mestizo, va por el Boca y el guaraní, va por el río de la Plata, y va por su plata y va, y va por cada mulata y va por su libertad.
 

Esta comparsa cantó lo que le sale del alma, con letra, música y voz ha fabricado sus armas, y así por cada corazón que se haya abierto con mi canto habrá valido esta revolución más que lo que estoy cantando.
 

Cuando las palabras pasen a la historia, será la memoria revolucionaria, la que es solidaria con toda su gloria, reconocerá la victoria a los parias. Mientras nos llega es igual, los parias ponen el alma, porque esto es carnaval y más allá de las palmas, mucho más allá del premio y más allá de todo lo que hay, lo que queremos es cantar estas cositas de Cai.

Los que esta lucha batallen que no la den por perdida, que hagan ruido en la calle, que hagan ruido en la vida.


Para que siga cantando contigo juntos los dos, para si hay un final que lo hagamos tú y yo. Tú y yo.

Pulsa aquí para descargar el disco de la comparsa Los parias.

La ola (Dennis Gansel, 2008)


En otoño de 1967 Ron Jones, un profesor de historia de un instituto de Palo Alto en California, no tuvo respuesta para la pregunta de uno de sus alumnos: ¿Cómo es posible que el pueblo alemán alegue ignorancia respecto a la masacre del pueblo judío? En ese momento Jones decidió hacer un experimento con sus alumnos: implantó un régimen de extrema disciplina en el aula, restringiendoles las libertades y haciéndoles formar en unidad. El nombre de este movimiento fue The Third Wave. Ante el asombro del profesor, los alumnos se entusiamaron hasta tal punto que a los pocos días empezaron a espiarse unos a otros y a acosar a los que no querían unirse a su grupo. Al quinto día Ron Jones se vio obligado a acabar con el experimento antes de que las cosas llegaran más lejos.

domingo, 19 de diciembre de 2010

Estado de sitio (Constantin Costa-Gavras, 1973) [Enlace arreglado]


Philip M. Santore es secuestrado junto a dos personalidades: un consul y un agregado diplomático. ¿Quién es ese hombre cuyo trabajo es ser "experto en comunicaciones" y que ha ejercido esas funciones en varios países de América Latina que poco después han sufrido una agitación política que ha dado la victoria a gobiernos en su mayoría compuestos por militares extremistas?

jueves, 16 de diciembre de 2010

Los reyes magos existen

Desde hace prácticamente unos días -los más precoces unas semanas-, vivimos un ambiente fiestero de celebración, entre lucecitas, villancicos y demás simbología arcaica vanideña, que diga navideña.

No pertenezco a los antitodo que durante estas señaladas fechas petarán las páginas de contraninformación y sus respectivos blogs señalando cuan hipócrita, consumista y patética puede resultar la fiesta de la navidad. Lo cierto es que motivos no les faltan, pero...

A mí me gustaría afrontar estas fiestas de origen, digamos difuso, con un poco más de imaginación que las anteriores. La navidad, aparte de ser esa orgía publicitaria-consumista, es una de las pocas épocas del año en la que podemos reuinirnos con familiares y amigos, por ejemplo. No obstante, dejo aquí una peculir anécdota de la que fui testigo y la cual considero muy representativa...

Acabé y salí agotado de la facultad tras una agotadora clase de política impartida desde una perspectiva liberal. Como tengo el tobillo derecho todavía convaleciente de un esguince de grado dos, tuve que pillar el autobús de línea para ahorrarme unos cuarenta minutos andando.

El autobús estaba como siempre: conducido por un conductor aparentemente gruñón -cuya huelga encubierta no parece dar frutos- y repleto de caras largas que reflejaban el cansancio de una jornada laboral.
Sólo dos peculiaridades: las típicas señoras mayores que se creen en posesión del pasillo del autobús y que la falta de respeto de los jóvenes hacia ellas sólo se puede reparar de mala manera. Mientras intentaba avanzar y así dejar de ser testigo de esta primera peculiaridad, fui testigo de otra: entre achuchón y achuchón quedé en la zona intermedia del autobús, justo enfrente de toda una familia o al menos en parte; un padre, una madre y un niño de unos tres o cuatro años. Prejuzgando y guiándome por las pintas se trataba inequívocamente de una familia de bien, burguesa: buena y bonita ropa, colonias, gomina y sonrisas de plástico.

Justo en el exhaustivo análisis estético el conductor gruñón de la huelga encubierta daba un frenazo. Al menos estaba vez se trataba de un frenazo necesario para evitar saltarse un semáforo, así que nadie pagó con él los malos tratos del jefe.

Entre el semáforo y el posterior atasco propio de una ciudad cortada por las obras, se produjo la entrañable y enternecedora escena. Se escuchó un efusivo "¡mira, mira!" de la madre supuestamente burguesa al niño chico que, muy rápidamente, recuperaba la sonrisa, aplaudía y respondía entre balbuceos "¡un rey mago!". Inmediatamente entró a formar parte del espectáculo el padre engominado: "¡Sí, sí! ¡Es Baltasar!". La escena ganaba en protagonismo cuando se desató la locura en el joven cuerpo del niño, que aplaudía y pataleaba contento con ver a un rey mago, llamando así la atención en el resto de pasajeros, sobre todo en las señoras mayores.

El rey mago, que se acercaba a todos los coches parados del atasco en el cual también estábamos nosotros, poco a poco y en un giro inesperado se acercó al coche lindante del lateral del autobús en el que estábamos la alegre familia y yo. Tal era la espectación que Baltasar se percató, levantó la cabeza de la ventanilla del coche lindante y miró para nosotros y especialmente para el niño.

De repente el niño se percató de algo y cambió radicalmente ese semblante risueño que encandiló a medio autobús: el rey Baltasar era un famélico indigente que se dedicaba a vender clinex en los atascos, con una barba postiza y una deteriorada corona de plástico.

Alguien, como por ejemplo la realidad, tarde o temprano le deberá contar al niño que el espectáculo superficial de la navidad consiste básicamente en un teatro producido por los pobres, y que como  el teatro  del siglo pasado, sólo está a manos de los ricos.

martes, 14 de diciembre de 2010

Lenin dijo...

"La 'libertad de prensa' en la sociedad burguesa es la libertad de los ricos de engañar, corromper y embaucar cada día, de manera sistemática y continua, con millones de ejemplares, a las masas explotadas y oprimidas del pueblo, a los pobres. Esa es la verdad sencilla y evidente, conocida de todos, observada por todos y comprendida por todos, pero que 'casi todos' silencian 'pudorosamente' y esquivan con temor."

V. I. Lenin, primer dirigente del primer y más grande Estado socialista de la historia, acerca de la prensa, cuya idiosincrasia en una sociedad burguesa sigue la misma que entonces.

domingo, 12 de diciembre de 2010

El truco del almendruco


Et voilá: una crisis generada por la codicia y usura de un sistema codicioso y usurero por naturaleza, fantasmagóricamente presente en cada especulador, y cuyas crisis han de pagar los que paradójicamente menos culpa tienen, los de siempre: los parias, es decir, los más pobres, los más desfavorecidos, los más trabajadores, los más humildes, los más...

jueves, 9 de diciembre de 2010

Salvador Allende dijo...

"Es este un tiempo inverosímil, que provee los medios materiales de realizar las utopías más generosas del pasado. Sólo nos impide lograrlo el peso de una herencia de codicias, de miedos y de tradiciones institucionales obsoletas. Entre nuestra época y el hombre liberado en escala planetaria, lo que media es superar esta herencia. Sólo así se podrá convocar a los hombres a reedificarse no como productos de un pasado de esclavitud y explotación, sino como realización conciente de sus más nobles potencialidades. Éste es el ideal socialista."

Salvador Allende, presidente de Chile (1970 - 1973) derrocado por la oligarquía chilena y la CIA, en el primer Mensaje ante el Congreso Pleno, 1971.

Interesante conferencia de Felipe López-Aranguren sobre medios de comunicación y manipulación



Felipe López-Aranguren (Madrid, 1951), sociólogo.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

El odio (Mathieu Kassovitz, 1995)


Tras una noche de disturbios en un barrio marginal de las afueras de París, tres amigos adolescentes, Vinz, Saïd y Hubert (un judío, un árabe inmigrante y un boxeador amateur negro, respectivamente), afrontan la muerte de un amigo árabe a manos de la policía. El deambular por la ciudad, la violencia entre bandas y los conflictos con la policía son las constantes en las 24 horas siguientes de la vida de estos jóvenes.

martes, 7 de diciembre de 2010

Ciudad de Dios (Fernando Meirelles, 2002)


Basada en hechos reales. Trata del incremento del crimen organizado en los suburbios de Río de Janeiro, desde finales de los años sesenta hasta el comienzo de los ochenta, cuando el tráfico de drogas y la violencia impusieron su ley en las favelas.

lunes, 6 de diciembre de 2010

De cuando se nos caía la baba con la Izquierda Abertzale


Aquí dejo un vídeo interesante de cuando la Izquierda Abertzale era la Izquierda Abertzale y dedicaba toda su energía a criticar y condenar el déficit democrático del Estado Español, la corrupción, la guerra sucia, etc. No como ahora, que parece dispuesta a romper con cualquier resquicio de su lucha radical -esto quiere decir consecuente- con tal de llegar a esas instituciones ayer franquistas, hoy ¿necesarias?, legitimando así dichas instituciones y consiguientemente a sus voceros.

Lamentablemente, si la vía pacífica, legal, institucional, ayer se veía imposibilitada porque, básicamente, el Estado Español no daba pie a ella, hoy esa vía pacífica, legal, institucional y utópica, me atrevería a añadir yo, sigue estando tan imposibilitada o más que ayer. Por lo tanto, urge que la Izquierda Abertzale no ceje un ápice en esa firme actitud que vislumbraba la Europa del Capital y sacaba los colores a más de uno en el Estado Español...

El protagonista del vídeo es Jon Idigoras, histórico militante vasco, uno de los fundaderos del sindicato LAB, diputado en el Congreso representando a Herri Batasuna y uno de los tantos vascos que estuvieron en el punto de mira tanto en el franquismo como en la democracia: durante el régimen franquista estuvo en la cárcel y fue obligado al exilio; durante el régimen borbónico sufrió atentados perpetrados por la extremaderecha y fue encarcelado por aquello de pertenecer al casi mundial entorno de ETA, por orden de ese juez tan justo, democrático y alabado en los últimos tiempos -incluso por parte de la izquierda radical- llamado Baltasar Garzón. Jon murió en 2005 por problemas de salud, concretamente pulmonares, pero ya se sabe: los que luchan sólo mueren si se les olvida. No es el caso de Jon, que es recordado hasta en sitios recónditos y humildes como éste.

Aquí una breve biografía de Jon y aquí sus memorias: El hijo de Juanita Gerrikabeitia.

jueves, 2 de diciembre de 2010

Charles Bukowski dijo...

"¿Ha habido alguna vez un instante de justicia para los pobres? Toda esa mierda sobre la democracia y las oportunidades con las que los alimentaban era sólo para evitar que quemaran los palacios. Claro, de vez en cuando había un tipo que salía del vertedero y lo conseguía. Pero por cada uno que lo conseguía había cientos de miles de enterrados en los barrios bajos o en la cárcel o en el manicomio o suicidados o drogados o borrachos. Y muchos más trabajando por un sueldo de miseria, desperdiciando su vida por la mera subsistencia. La esclavitud no ha sido abolida, solamente se ha expandido para incluir a nueve décimas partes de la población."

Charles Bukowski, escritor y poeta estadounidense, en Hijo de Satanás,  1990.

Estoy en Twitter

Archivo